Síguenos

América Latina

Sao Paulo realiza una operación para verificar el uso obligatorio de la máscara

Publicado

el

f281e16d3ccc1da9b595dbbad558d0a4fc7fe720w

La Alcaldía de Sao Paulo, la mayor ciudad de Suramérica con unos 12 millones de habitantes y epicentro de la pandemia del coronavirus en Brasil, realizó este miércoles una operación para fiscalizar y advertir sobre el uso obligatorio de mascarillas para prevenir el contagio del COVID-19.

A partir de este jueves, las tiendas y personas que no obedezcan al decreto que determina el uso obligatorio del equipamiento de protección podrán ser penalizadas con multas de 5.000 reales (unos 920 dólares), en el caso de establecimientos comerciales, y de 500 reales (92 dólares) para individuos que circulen sin mascarilla.

«Hoy es un día muy importante para la salud pública. Sabemos de la situación de la pandemia en el país, en el mundo, y una de las medidas que más podemos decir que tiene eficacia es el uso de mascarillas», señaló en una rueda de prensa la directora técnica del Centro de Vigilancia Sanitaria del estado de Sao Paulo, Maria Cristina Megid.

Este miércoles, equipos de la Vigilancia Sanitaria instalaron diversos puntos de control en el centro de la capital paulista con el objetivo de «educar y orientar» a la población antes de intensificar, a partir de mañana, la fiscalización y aplicación de multas en caso del no cumplimiento de la normativa.

Según Megid, un 97 % de los residentes del estado de Sao Paulo ya cumple la determinación de utilizar las mascarillas en ambientes públicos.

«Pero ahora tenemos una pequeña minoría que puede comprometer la salud de la gran mayoría» al no usar el equipamiento, completó.

La Gobernación paulista publicó hoy en el Diario Oficial que los agentes de la Vigilancia Sanitaria averiguarán si los establecimientos comerciales cuentan con avisos sobre la obligatoriedad de las mascarillas, si el responsable sabe orientar a los clientes de su uso correcto y si hay personas sin máscaras.

Asimismo, los agentes abordarán en las calles a los individuos que circulen sin el equipamiento o que lo estén utilizando de forma equivocada.

«La mascarilla tiene que estar correcta. Si está en el cuello, en la oreja, abajo de la nariz o arriba del mentón, (la persona) también será abordada y penalizada», explicó la directora.

Esta semana, el gobernador paulista, Joao Doria, señaló en una rueda de prensa que el objetivo de la medida «no es castigar», sino «orientar y alertar a la población sobre la importancia de proteger sus vidas».

Según el último balance oficial, Sao Paulo, el estado más poblado del país y que completó este miércoles 100 días de cuarentena, registra hasta el momento 281.380 contagiados y casi 15.000 muertos por el coronavirus.

EFE

Publicidad
Comments
Publicidad

Medellín

Publicidad