contador de visitas
Síguenos

América Latina

El legado artístico de dos primos sitúa a Recife en la vanguardia cultural

Publicado

el

8e9ceadd55713df1dad76a6524f27b4fee062afew

El legado artístico y patrimonial de los nonagenarios primos Francisco y Ricardo Brennand, fallecidos recientemente, sitúa a la ciudad brasileña de Recife como uno de los polos culturales más sobresalientes de Sudamérica.

Francisco, en su faceta de escultor, y Ricardo, en la de mecenas, han contribuido para que la soleada Recife, en el nordeste del país, atraiga a los amantes del arte no solo de Brasil sino también de otros países.

La reciente desaparición de ambos ha puesto de relieve la importante huella cultural que dejaron.

Francisco Brennand, uno de los artistas plásticos más reconocidos en Brasil en las últimas décadas, conocido en el argot artístico como el «Maestro de los Sueños», falleció el 19 de diciembre a los 92 años víctima de complicaciones respiratorias por causa de una neumonía.

Cuatro meses después, el 25 de abril, murió también a los 92 años como consecuencia del COVID-19 su primo Ricardo Brennand, ingeniero, empresario y uno de los coleccionistas de arte más importantes de Brasil, particularmente de armas. Ricardo ideó un complejo cultural catalogado entre los más bonitos del mundo.

«En un período de solo cuatro meses perdimos a dos grandes nombres de la cultura contemporánea del país, por coincidencia miembros de una misma familia», comentó a EFE el gobernador del estado de Pernambuco (nordeste), Paulo Cámara, quien citó el Parque das Esculturas como una de las obras más insignes de Francisco.

El Parque das Esculturas, que reúne 90 obras del artista, entre ellas la imponente «Torre de Cristal», de arcilla y bronce con 32 metros de altura, fue creado en 2000 sobre un arrecife artificial de piedras que separa las aguas del río Capibaribe del mar Atlántico y se convirtió en una de las referencias panorámicas de Recife, una de las ciudades más importantes de Brasil.

El acceso al parque se da a través de la constante circulación de pequeños barcos que transportan las personas desde el Marco Zero, principal referente turístico de la capital de Pernambuco.

EL MUSEO MÁS BONITO DE SUDAMÉRICA

Después de la pérdida del escultor, quien a finales de los años 40 y 50 vivió en Francia, España e Italia y tuvo la influencia de renombrados artistas universales como Picasso, Miró y Gaudí, entre otros, Recife lamentó pocos meses después el fallecimiento de su primo Ricardo.

El mecenas «fue un notable coleccionista e incentivador de las artes. Entusiasta de la cultura, que dejó de herencia para la población el instituto filantrópico que lleva su nombre y está erguido en forma de castillo en el antiguo ingenio azucarero de Sao Joao», señaló Cámara.

«Ambos permanecen vivos en la memoria de nuestra gente y en el gran legado que entregaron», destacó Cámara, quien citó el acervo del instituto, considerado como el museo más bonito de Suramérica por la plataforma turística TripAdvisor.

El Instituto Ricardo Brennand, que también fue calificado entre los 15 museos del mundo recomendados por los usuarios de la popular plataforma, posee el mayor acervo de armas blancas en Latinoamérica y la más amplia colección del pintor holandés Frans Post (1612-1680), el primer artista en retratar Pernambuco.

La empresaria Ilza Ramos, que suele visitar semanalmente el Parque das Esculturas, afirmó a EFE que los primos «dejaron un patrimonio y un legado muy grande para Recife. Tanto el castillo Brennand como el Parque das Esculturas son lugares que transmiten paz».

Para el historiador Leonardo Dantas, amigo del empresario y consejero del instituto, «el éxito» del museo «es por la opinión de los que lo visitan, que son tres millones de personas» en sus casi 18 años de existencia (2002), con la peculiaridad estar localizado a «14 kilómetros del centro y sin medios de transporte colectivo».

«La historia de Pernambuco y del mundo de las artes tiene un antes y un después del doctor Ricardo Brennand. El legado que él nos dejó es inconmensurable», manifestó Dantas.

El complejo del Instituto Ricardo Brennand, con 72.000 metros cuadrados, está integrado por el Museo Castillo Sao Joao, una pinacoteca, una biblioteca, un auditorio, una capilla, un salón de eventos y los atractivos «Jardins das Esculturas», que con sus lagos y paisaje son una galería de arte a cielo abierto.

«Es un lugar agradable para visitar, sin filas, sin prisa, con un contacto directo con la naturaleza y un contacto con piezas que van desde el siglo XIV hasta el siglo XXI», indicó Dantas sobre el complejo.

Sobre el rico acervo de armas, contó que «fue un sueño de niño de Ricardo Brennand, que a los 12 años le dieron una navaja y comenzó entones a coleccionar navajas y en su primer viaje a Europa, en 1947, pasó a juntar armaduras y armas, que hoy suman más de 5.000 piezas de armas blancas».

El Instituto Ricardo Brennand y el Taller-Galería Francisco Brennand están cerrados temporalmente por las medidas de aislamiento ante la pandemia por el COVID-19.

EFE

Publicidad
Comments
Publicidad

Medellín