Por -

Un año más para ser bachiller. Por Luis Pérez Gutiérrez

El peor defecto de una Nación es educar para que los jóvenes se parezcan a los viejos. Es una política retrógrada que perpetúa ignorancias, desigualdades, injusticias y paraliza la movilidad social. Y además, crea un país de jóvenes sin competitividad internacional.

Luis Pérez gutiérrez

El Ministerio de Educación acaba de proponer que se aumente en un año más los estudios de bachillerato. La razón que esgrime La Ministra es que están saliendo “bachilleres muy jóvenes y muy inmaduros”. Es una confirmación que nuestra educación busca que los jóvenes se parezcan a los viejos.

El Ministerio, en cambio, debería dar la palabra a verdaderos pedagogos, nacionales e internacionales, que abran horizontes más promisorios a los jóvenes y al país. Qué bueno que se haga una estrategia de Educar para la Paz. Hoy el sistema educativo no es capaz de corregir las consecuencias de la violencia en la formación juvenil. Cómo hacer buenos ciudadanos en medio de conflictos, debe ser la respuesta de la educación. Nuestra educación ha fracasado en la meta de formar jóvenes rescilientes contra la violencia y la ilegalidad que los rodea sobre todo en los sectores donde se han enquistado los ilegales. El plan de estudio y la actitud del educador son igual en  un Colegio de Clase Alta, en paz, que en otro ubicado en un sector dominado por violentos e ilegales, en guerra.

La Educación también se olvidó del empleo. Qué importante que el Ministerio contrate misiones internacionales que nos digan cómo mejoramos la capacidad funcional de los jóvenes. Cómo hacer Educación para el Empleo como un propósito nacional. La mayoría de los jóvenes quieren trabajar para aportar a sus familias y a la sociedad, pero como no saben hacer nada funcional, son reclutados por las empresas de la ilegalidad.

Y como estos, el Ministerio debería convocar a pedagogos ilustres para que le impongan horizontes promisorios a la educación. No se puede olvidar que un bachiller tal como se gradúa es un inútil, no sabe nada funcional, solo sirve ese título para ir  a la educación superior. Tomarse un año más para reforzar la inutilidad social del bachillerato es la política del cangrejo.

Hay madres que toda la vida siguen viendo a sus hijos como menores de edad. Conozco a una abuela que al referirse a su hijo menor que tiene 60 años, siempre le dice “niño”. Esto no le puede pasar a nuestra educación. Los jóvenes no pueden ser vistos como incapaces. Los jóvenes de hoy están llenos de oportunidades. Saben más que los viejos. Tienen una forma de pensar diferente. Poseen un chip cerebral superior al del Chip un poco vetusto de los mayores. Y así debe ser. Cada generación debe ser mejor. No podemos invertir billones de pesos en educación para que cada generación viniente sea igual o peor.

En lugar de aumentar los años de estudio del bachiller, es hora que el Ministerio ordene a las Universidades recortar al menos un año a todos los programas de educación superior. Se rebajan los costos a los estudiantes, aumenta la productividad educativa y se haría todo mejor. Vivimos en la era que todo se puede hacer mejor y más rápido, y la educación de  Colombia quiere funcionar al revés: hacer todo igual o peor y más despacio.

Hoy los jóvenes son dueños del mundo. Lo que mueve al planeta hoy lo han hecho jóvenes a muy temprana edad. Las Redes Sociales no las hicieron los viejos.

FACEBOOK fue creada por un muchacho de menos de 20 años, Zuckerberg. GOOGLE fue creado por dos menores de 24 años, Larry Page y Sergey Brin. YAHOO tuvo como creadores a dos jóvenes de 23 años David Filo y Jerry Yang. YOUTUBE lo creó a los 27 años de edad,[ Chad Meredith Hurley, El TWITTER fue concebido por Jack Dorsey cuando apenas tenía un poco más de 20 años en la Universidad de New York hasta que lo universalizó. Todos estos aparecen hoy entre los más ricos del mundo y nunca recibieron herencia!

Y así, se pueden mencionar miles de casos contemporáneos donde se observa que los jóvenes son capaces de mover el mundo y solo necesitan un empujoncito.

Aumentar en un año más el bachillerato puede costar al estado más de un billón de pesos y a las familias muchos billones más. Y todo, para perpetuar una educación vetusta que ya ha mostrado que no cambia a Colombia. Este tipo de propuestas en época electoral sí que perjudican la reelección de nuestro Presidente Santos.

LA Educación nuestra es vetusta y quieren hacerla más vetusta. No es posible construir un país moderno con una educación vetusta.



Deja tu comentario

Te puede interesar

  • Los zoquetes de Hidroituango

    Hidroituango se ha convertido en una batalla entre los que agreden para esconder la verdad y los que con humildad y es...


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com