Por -

Juan Lozano la emprende contra Santos, Maduro y Kirchner

El senador Juan Lozano, del partido de la U, conocido como conciliador, amigo del gobierno Santos y defensor del proceso de paz, se transformó –en cuestión de pocas horas- en un energúmeno e irreconocible  crítico del Jefe del Estado. De paso repartió mandobles también contra los presidentes de Venezuela y Argentina.

Edgar Artunduaga

“El Presidente Santos –dice categóricamente, dejando atrás su tradicional lenguaje diplomático-  cree que la Paz de Colombia tiene que pasar por estar agachando la cabeza. Es un desastre que las llaves de la Paz no las tenga Juan Manuel Santos sino el eje de los hermanos Castro en Cuba y del gobierno chavista del presidente Maduro. No me gusta que para mantener el proceso de paz tengamos que hacerle tanta venia al régimen chavista”.

¿Y es que Venezuela no es un país amigo?

No se nos puede olvidar que antes del proceso de paz el Gobierno chavista le dio refugio a los terroristas que han asesinado a muchos colombianos. Allá estaban escondidos aquellos que estábamos persiguiendo en Colombia por matar a nuestros compatriotas. Santos recibe a Capriles y ahora recula y presenta excusas, como si los colombianos hubiéramos votado por Maduro.

Nosotros respetamos a los venezolanos, pero que también nos respeten, tenemos unas instituciones, tenemos legitimidad. Colombia tiene que ser un país soberano. La paz de Colombia no puede estar sometida a las sonrisas de Maduro, ni de nadie en Venezuela, ni de nadie en cuba, sino a la libre determinación del pueblo colombiano.

¿Percibe usted que el gobierno no está diciendo toda la verdad sobre el proceso de paz?

Yo creo que el Gobierno se dejó irrespetar. Lo que vemos en La Habana es que el Gobierno está fuera de libreto, se dejó cambiar la agenda.

Dizque sólo habría comunicaciones conjuntas. Las Farc tienen todas las tardes para decir lo que quieran sobre lo que quieran, a toda hora, en todo momento, en todo instante. No hay avance en la agenda. Dijeron que sólo se iban a referir a unos temas acordados, pero hablan de lo divino y lo humano. Ahora dicen que no van a las sesiones convocadas porque el señor de La Calle tenía un problema personal y una fiesta en Cuba. Es difícil explicar que con la urgencia de avances del proceso se aplace ocho días la llegada.

Es muy inquietante lo que sucede. No se ha podido arreglar el Catatumbo, el presidente Maduro se reúne con Santos, pero después va a Cuba, de inmediato. Pienso que efectivamente a los colombianos no nos dicen la verdad. Inexplicable, por ejemplo, que no nos hayan dicho que los diálogos de la Habana incluyen una serie de reuniones internacionales de las Farc. Pero además creo que ni de La Calle ni el equipo negociador, ni el Gobierno venezolano tienen control ni pueden tenerlo sin consultar a Cuba.

¿Su dureza de hoy es compartida por el expresidente Uribe, es la misma línea?

Cuando el presidente Santos inició el Proceso hasta monté el primer portal especializado en la Paz. No actúo como vocero de ninguna fuerza política. Obro como Juan Lozano, senador y ciudadano.

¿Y qué piensa de la reciente visita de la presidenta argentina y su espaldarazo al proceso de paz?

Eso no fue un súbito ataque de amor de doña Cristina por Colombia. Ella tiene un gravísimo problema, un reciente informe que acaba de divulgar el Wall Streeet Journal, que prueba que el ataque de la Amia fue una obra de terrorismo internacional. Ahí está involucrado todo ese tema del Hezbollah, que pasa por Venezuela, por Cuba y por las fronteras con La Guajira. Y la señora Fernández, suscribió, al igual que lo hizo Chávez, unos acuerdos de cooperación con el régimen de Ahmadineyad. Entonces ella tiene un problema enorme con la comunidad judía. Eso que pasó  fue una monstruosidad. Era una mutual judía y hubo una masacre. Y la señora pasó por alto lo que estaba sucediendo y firmó el acuerdo con los iraníes. Entonces tiene una complicación monumental con la comunidad judía en Argentina.

Justo a los pocos días de que el Juez investigara el caso, se habían develado todas esas ramificaciones siniestras de Hezbollah. Entonces la señora, para no quedarse en Buenos Aires, decide que lo mejor es venir a Colombia. Que no nos vengan a decir que su único interes era venir a fortalecer la extradición. Ella tenía un lío interno y Colombia fue un buen pretexto para poder escampar una jornada difícil.



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com