Síguenos

'Papá' Jaime

Despierta tus sentidos, aprende a vivir en el presente y sé feliz.

Publicado

el

papa jaime tn

La vida está en constante cambio y cada día pueden suceder muchos eventos que te roben tu paz interior. Si no estás despierto y consciente y dejas que tus pensamientos estén sueltos, comenzarán a girar todo el tiempo, alrededor de esa situación y se alborotarán de tal forma que no existirá un solo momento de descanso, ya que todo comenzará a gira alrededor de ese suceso que ocurrió, haciendo que la misma escena llegue a tu mente y se repite indefinidamente.

Lo que la gran mayoría de personas hacen para no seguir pensando y sintiendo el dolor que esa situación les causa, es distraer la mente, por lo que muchas veces creen que van a sanar haciendo compras, tomando alcohol, ingiriendo drogas, escapando a otra ciudad o país o simplemente saliendo de fiesta con sus amigos; cuando la realidad es que los pensamientos negativos los llevan a donde vayan, por lo que el sufrimiento y el dolor los acompañarán y no los dejarán disfrutar del presente.

Entonces para aprender a disfrutar plenamente del presente, debemos despojarnos de todos aquellos pensamientos, sentimientos y emociones que no nos dejan disfrutar realmente lo que llegue a nuestras vidas y aprender a sentir la esencia divina dentro de nosotros.

Es así como nuestros sentidos se convierten en el ancla al presente, ya que cuando utilizamos la luz de la atención y dejamos que cada uno de nuestros sentidos perciba cada cosa que sucede en el exterior, concentrándonos única y exclusivamente en esas sensaciones, nos desconectamos del pasado y el futuro e instantáneamente hacemos que el pensamiento negativo pierda poder y entramos a estar armónica y presencialmente en el presente.

En el presente no hay sufrimiento ni estrés porque estamos haciendo lo que estamos haciendo y estamos totalmente involucrados con todos nuestros sentidos, disfrutando cada cosa que sucede. La presencia divina es igual que cuando estamos en la oscuridad y encendemos un fósforo, porque apenas encendemos el fósforo esos pensamientos negativos desaparecen.

Si aprendemos a vivir en el presente, realmente podremos ser felices. Todos los días y a toda hora tenemos miles de oportunidades para desarrollar la atención, practicar la auto observación y vivir realmente disfrutando la vida tal cual llega.

Para lograr que esto sea una realidad en nuestras vidas, debemos practicar continuamente el estar presente a través de la focalización y de la atención despierta.

Esto es un hábito poderoso que debemos cultivar diariamente, desde el momento en que nos levantamos hasta cuando termina el día. Te invito entonces a que comiences a practicar el siguiente ejercicio diariamente.

Apenas abras los ojos en la mañana debes ser consciente de dar gracias a Dios por un día mas de vida, sin importar lo que esté sucediéndote e inmediatamente abras tus ojos, sonreirás y comenzarás a tener conciencia total de los pensamientos que empiezan a llegar a tu mente.

De acuerdo con la rutina diaria que tengas, debes empezar a ser consciente de cada acción que realices, bien sea que te estés lavando los dientes, haciendo deporte, duchando, cocinando, desayunando, caminando, manejando o desarrollando tu trabajo, y debes comenzar a poner tu atención en eso que estás haciendo con todos tus sentidos, disfrutando al máximo la sensación que llega a tu cuerpo, siendo consciente de cada detalle, cada textura, cada olor, cada forma y cada movimiento.

Por ejemplo, si estás caminando en medio de la naturaleza, en lugar de dejar suelto tu pensamiento, debes focalizarte en cada olor que llega a ti, en cada flor que ves, en el bello paisaje que tienes ante tus ojos, en cada animal con el que te tropiezas, en el viento que acaricia tu piel, y mientras caminas vas agradeciendo al creador por la vida y por ese instante maravilloso; si vas manejando camino a tu lugar de trabajo, en lugar de dejar que tu pensamiento esté revoloteando sin sentido, concentra tu atención en lo bueno de tener un auto, en lo bella que es la vida agradeciendo por el trabajo que tienes, en el olor y la congestión que puede estar a tu alrededor dando gracias por estar vivo, sintiendo cada movimiento que das cuando mueves el timón del auto, cuando frenas y aceleras, disfrutando cada instante. En fin, de acuerdo con todo lo que haces diariamente, puedes desarrollar tus propios ejercicios, los cuales te ayudarán a vivir de una manera mas armoniosa y balanceada tu vida.

La opinión del autor de este espacio no compromete la línea editorial de Minuto30.com

Publicidad