in

Motociclistas protestan por tercer día en Bogotá contra las medidas de seguridad

La alcaldesa de Bogotá anunció el sábado medidas para frenar la criminalidad

motociclistas
motociclistas circulan por las calles durante una manifestación en contra de las medidas establecidas por la Alcaldía para frenar los actos de inseguridad en la capital, hoy, en Bogotá (Colombia). EFE/ Carlos Ortega

Bogotá, 6 abr (EFE).- Al menos 48 organizaciones de motociclistas participaron este miércoles en Bogotá de una movilización con la que pretenden llenar las calles de motos por tercer día consecutivo en protesta por las medidas impuestas por la Alcaldía para frenar la delincuencia, entre ellas la prohibición de un segundo pasajero en esos vehículos en las noches del fin de semana.

Al mediodía, la caravana de motos arrancó desde la biblioteca Virgilio Barco para recorrer las calles de la capital colombiana bajo el lema «los motoristas no somos ladrones», aunque también hubo más puntos de encuentro desde donde arrancaron su protesta.

Con banderas de Colombia y la mayoría de ellos con un segundo pasajero, en una suerte de desafío a la instrucción de la Alcaldía, los motoristas de Bogotá reclamaron la eliminación de la restricción al ritmo del claxon.

Todos los motoristas se juntaron en la avenida Carrera 30, donde los miles de manifestantes que se congreraron bajo las dos ruedas han paralizado el tráfico en una de las principales arterias de la ciudad.

Finalmente, tras días de protestas y de afectaciones al tráfico, los motoristas consiguieron acordar una reunión con la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, para discutir la polémica medida.

En concreto, la medida impone una restricción al llamado «parrillero» durante los jueves, viernes y sábado entre las 19:00 y las 4:00 horas, algo que desde el gremio de motociclistas han criticado fuertemente, dudando de su utilidad.

RESTRICCIÓN AL «PARRILLERO»

La alcaldesa de Bogotá anunció el sábado una batería de medidas con las que se busca reducir y frenar las altas cifras de criminalidad que arrastra la ciudad.

Ya el martes, López aseguró en redes sociales que «los motociclistas son ciudadanos trabajadores, solidarios y listos a aportar por el bienestar y seguridad de ellos y de todos».

A lo que agregó que, tras un diálogo con los motociclistas, se había llegado a un acuerdo para acoger «cambios en pro de todos», como excepciones para transporte de personas en condición de discapacidad, para los trabajadores de seguridad pública o privada y en caso de emergencias, entre otros.

Estas excepciones, sin embargo, no han sido suficientes para los motociclistas, que volvieron a tomar las calles.

«Todos somos parte de la ciudad y todos debemos contribuir a la convivencia y la seguridad, más en esta época de amenaza criminal y terrorista que ya mató a dos niños e hirió a decenas de familias. Solo tomo y nada pongo no es una regla aceptable que nos permita vivir en sociedad», agregó en un mensaje este miércoles.

Tras el revuelo generado por las medidas, López aseguró que «los sicarios no matan gente en patineta ni en bicicleta, matan gente desde motocicletas», algo que propició más críticas por parte de los motociclistas.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias