Por -

Es cierto que no todos los hombres son iguales: Hay tres clases ¿Cual es el tuyo?


Tras varios meses de estudio, una sicóloga llegó a la conclusión que a pesar de que todos los hombres son diferentes se puede clasificar en tres grupos: los descarados, los sutiles y los que necesitan un empujón. ¿Cuál es el tuyo?

Veamos qué tiene cada uno y cómo debemos actuar ante ellos:

Hombres que necesitan un empujón

Es el típico chico tímido contigo pero “vivo” con el resto de personas de alrededor y que jamás te dirá una palabra soez; Te protegerá y te hará pensar lo que no es.

Un consejo: mantén distancias de ellos. Son personas que no tienen claro qué papel quieren jugar en tu vida y a veces podemos llegar a pensar que necesitan un gran empujón. Si a alguien le da por empujarles, que cuenten sus consecuencias ¡Siempre es bueno saber qué podría haber pasado!

Mi última advertencia será esta: con ellos podrás tomar un café, pero no te hagas ilusiones por mucho que digan.

Hombres sutiles

Luego están los sutiles o sensibles, que están más extendidos. La mayoría utilizan un amigo como gancho antes de atacar para al menos no darse con una respuesta en las narices tipo “Tengo pareja” habiendo ya desplegado la mitad de sus armas.

Suelen ir bastante despacio aunque no tanto como los que necesitan un empujón. Aprecian las oportunidades que tienen, por lo que serán agradecidos y halagadores. Es ese tipo de hombre con el que te sientes en una nube aunque a veces necesitas algo menos de empalagosidad en esa relación.

Sin duda, es la relación más sana y por ello más acertada. Si quieres seguridad y sentirte bien contigo misma teniendo un apoyo permanente en tu vida, este será el elegido.

Con este tipo de hombres debes tener cuidado al hablar temas importantes, pues suelen ser bastante sensibles a lo que opines.

Hombres descarados

Por último están los descarados, aquellos que se creen el centro del universo aunque sólo lo hacen porque se sienten inseguros. Si te encuentras a alguno de estos y en vez de halagarte se halaga a él mismo, por favor hacer estas dos cosas: desmentirle sus halagos y la segunda y más cómoda, ¡huir rápido!

Hay otro tipo de descarados que ocultan su orgullo. Son aquellos que personalmente apodo “los encantadores de serpientes”. Tienen muchas cosas en común con los primeros porque te marean y no te llevan a ninguna parte (si tú no quieres) aunque si quieres algo serán rápidos para escapar, tras una frase soez y le importará poco cómo quedar contigo.

Algo sorprendente de este tipo de seres es lo rápido que se emparejan, una vez que se sienten solos, de la primera persona que pasa por su lado y propagarlo a los cuatro vientos.


Con información de informe21.com


Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com