San Andrés Nica

Si ha habido un suceso que ha puesto de patas arriba al país es el que ocurrió el pasado 19 de noviembre del año pasado; cuando la Corte Internacional de Justicia de La Haya en un fallo, le cedió 92 mil kilómetros de mar colombiano a Nicaragua, en inmediaciones al Archipiélago de San Andrés.

De este golpe nadie se ha podido recuperar y todavía se están indagando las verdaderas causas para haber dado semejante papayazo; y eso que todavía hay voces de alerta sobre la posibilidad de más reclamos por parte del régimen del Beodo Ortega y Bigotes. Lo más triste de todo esto, es que el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible tienen muchas posibilidades de verse en peligro, debido a las ambiciones de empresas oficiales (colombianas y nicaragüenses) como de multinacionales de explorar recursos mineros y energéticos en la zona, sin asumir las consecuencias.

Pero para realizar la búsqueda de responsables de estrategias, presupuestos y contrataciones de semejante metida de pata, habría que empezar por el Gobierno Actual, por cuanto se dejó meter los dedos en el ojo durante el empalme con los amos de la Seguridad Democrática, no estuvieron muy pendientes que se diga frente al tema, el cual ya venía en curso en los tribunales internacionales. En diciembre 13 del 2007 ya había un precedente que si bien reconocían la posesión colombiana sobre el Archipiélago, el meridiano 82 no era propiamente el límite, así como en una Cumbre Presidencial en Santo Domingo (República Dominicana – marzo 7 de 2008), el Presidente Álvaro Uribe Vélez le dio su palabra de Varón (condición que se la cree todavía) a Ortega de acatar el fallo. ¿Qué pasó? En la primera marcha de rechazo que hubo frente al fallo en la hermosa isla, el expresidente quiso colarse y fue sacado, yéndole como a los perros en misa. Y pidiendo disculpas a los canes por tan amargo símil.

Lea también
¿Cuál es el proyecto político de Gustavo Petro?

Continuando con este tema, es bueno recurrir al informe hecho por Claudia Morales para El Espectador en días pasados, donde se hace el relato de un negociado ocurrido el 8 de julio de 2008, cuando el gobierno de ese entonces quería regalarles el sector de la Luna Verde al Sandinismo. Pero hay que mirar ciertas coincidencias aquí:

  1. Desde dichos tiempos ya se hablaba de la presencia de hidrocarburos allá.
  2. El Gobierno Uribe no se caracterizó propiamente por ser amigo del Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible.
  3. Pensar que todo se arreglaba mediante cambios de articulitos o trueques o regalitos así por así, como en este caso. Y tenían de Canciller a Fernando Araujo, quien no es muy experto en la materia.
  4. Frente a lo dicho por La Haya en el 2007, el Presidente Uribe salió horondo en las cámaras a decir con arrogancia: “una vez más ha quedado ratificada la unión integral de la Nación colombiana”. Ay Dios.

Pero tampoco se puede quedar aquí, puesto que el Gobierno de Antes (bajo la responsabilidad de Andrés Pastrana Arango) y cuyo Canciller era Guillermo Fernandez de Soto (quien junto con Julio Londoño Paredes, comandaron el Fatídico Equipo). En el año 2001, Nicaragua bajo el Gobierno de Arnoldo Alemán), presentó la demanda contra Colombia por la soberanía sobre las Islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, así como los cayos adyacentes y aguas territoriales y marítimas. ¿Qué ocurría en ese entonces? El Gobierno Pastrana se encontraba totalmente hipnotizado por la Zona de Despeje con las Farc (muy cercanos ideológica y políticamente con Ortega y el Alba). Contrataron unos Abogados que no hicieron mayor cosa, que asesoraron mal; este grupo estaba conformado por James Crawford, Rodman Bundy y Marcelo Kohen (si estos profesionales siguen desempeñándose así, seguro que se van a quebrar).

Lea también
Todo sea por la Paz

Volviendo al tema de la alerta que dio el ExCanciller Julio Londoño sobre que Nicaragua podría reclamar más (incluso cerca de Cartagena) so pretexto de nuevos conceptos en la materia que se expedirían sobre límites de plataforma continental en la ONU. Por todo lo anterior, vale la pena responder los siguientes interrogantes:

  • ¿Porqué Nicaragua no tuvo que recurrir demasiado al argumento de que el Tratado Esguerra – Bárcenas de 1928, era inválido porque en ese entonces estaban invadidos por los estadounidenses?
  • ¿Cuáles fueron los argumentos reales para evitar a toda costa el diálogo directo, sin recurrir al famoso Pacto de Bogotá, que hoy en día espanta a muchos?
  • ¿No se podría haber influido con el Grupo de Contadora (Belisario Betancourt), la OEA (Cesar Gaviria) y los No Alineados (Ernesto Samper) y demás; en este asunto para favorecer a Colombia?
  • ¿En qué pensaba Juan Manuel Santos cuando fue Ministro de Defensa, sobre los trueques chuecos que se iban a hacer con la Luna Verde?

PD: Tres muestras de que el Senado Colombiano anda patas arriba; la reelección del Procurador, la elección de Alberto Rojas como Magistrado de la Corte Constitucional y el hundimiento del Matrimonio Igualitario.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram