Niño de ocho años tendría pena de muerte por ‘blasfemia’

Un niño hindú de ocho años se ha convertido en la persona más joven acusada de blasfemia que rigen Pakistán, y podría enfrentarse a la pena de muerte.

El niño, que está bajo custodia, habría orinado intencionadamente en la alfombra de una biblioteca donde se guardaron libros religiosos para la comunidad musulmana pakistaní.

De acuerdo con medios locales, la familia del pequeño tuvo que huir de su casa por temor a represalias ya que han quemado templos hindús como respuesta a la ofensa del niño.

“Él ni siquiera está al tanto de las acusaciones de blasfemia. Todavía no comprende cuál fue su crimen y por qué lo han retenido en la cárcel durante una semana”, asegura un miembro de la familia al diario The Guardian.

Lea también
El volcán canario se estabiliza tras una semana en erupción

El menor de edad es acusado de orinar la alfombra de una biblioteca con libros sagrados para los musulmanes del pueblo de Bhong, en Rahim Yar Jan, provincia de Punyab.

De acuerdo con la ley de ese país, quien es acusado de blasfemia tendría la pena de muerte preceptiva por haber orinado presuntamente en la biblioteca de una escuela religiosa.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram