Farc propone alto al fuego bilateral y acordar un tratado de regularización de la guerra

Las farc insistieron hoy en la propuesta de instaurar un alto bilateral de hostilidades, cuando termina el plazo del cese unilateral de operaciones de dos meses decretado por los guerrilleros.

ivan marquezgrisEl jefe de los representantes de las farc en el diálogo con el gobierno, Ivan Márquez, propuso una vez más al gobierno del presidente Juan Manuel Santos decretar una alto el fuego de las dos partes, encaminado a rodear con un ambiente tranquilo las conversaciones de paz.

Al entrar al habanero Palacio de Convenciones -sede permanente de las conversaciones-, Márquez añadió que si el gobierno no estima pertinente la iniciativa, podrían entonces acordar un tratado de regularización de la guerra para evitar a la población mayores padecimientos.

Podemos tratar de atenuar el impacto del conflicto a los civiles, con acciones como no instalar bases ni cuarteles militares en medio de asentamientos de población, refirió Márquez.

Asimismo, destacó el reconocimiento que realizó el presidente colombiano, al cumplimiento por parte de las farc de esa moratoria de acciones ofensivas durante 60 días, lo cual fue anunciado por los guerrilleros al iniciar las conversaciones de paz el 19 de noviembre.

Márquez dijo que , «con dolor en el corazón», confirma que hoy termina el plazo del cese unilateral de operaciones.

Por su parte, el presidente colombiano declaró la víspera, a propósito del fin del plazo, que la Fuerza Pública colombiana está preparada para responder a cualquier acción de las farc.

Hasta el momento, el gobierno se ha mostrado a favor del establecimiento de la paz, pero considera que un alto el fuego debe ser resultado de los eventuales acuerdos de la mesa de conversaciones en La Habana, que desde su comienzo ha estado centrada en el tema de la tierra, origen del conflicto armando colombiano.

La agenda del diálogo, que encabeza por la parte gubernamental el ex vicepresidente Humberto de La Calle, incluye otros cinco puntos referidos a las garantías para la participación política, el fin del conflicto armado, la solución al problema de las drogas ilícitas, los derechos de las víctimas y los mecanismos de verificación y refrendación de lo pactado en la mesa.

Con fin de ‘cese al fuego’ de las farc, prosiguen diálogos en La Habana:

El gobierno colombiano y las farc prosiguen hoy las conversaciones de paz con el tema agrario en la agenda, el primero de los seis puntos acordados para el diálogo.

dialogos_de_paz (Copiar)Desde el inicio de las pláticas -el pasado 19 de noviembre en La Habana- las partes han centrado el nuevo intento de poner fin a décadas de conflicto en la cuestión de la tierra, por considerarla una de las causas fundamentales del origen y la profundización de las hostilidades y su saldo de muertos y desplazados.

En ese sentido, la mesa de conversaciones, que tiene a Cuba y Noruega en el rol de garantes, ha activado mecanismos para promover el aporte de la sociedad colombiana al proceso, como un foro agrario celebrado en Bogotá y una página web que ha recibido más de tres mil propuestas.

Según las farc, los criterios de la ciudadanía han servido para impulsar iniciativas encaminadas a solucionar el problema de la tierra «con un enfoque socioambiental, democrático y participativo», las cuales han presentado en los últimos días al llegar su delegación al Palacio de Convenciones, sede del diálogo.

La guerrilla anunció que divulgará 10 propuestas, tres de ellas ya lanzadas con el objetivo de solicitar al gobierno una reforma rural y agraria, el mejoramiento de las condiciones en los campos colombianos y nexos democráticos entre el campo y la ciudad con una visión de justicia territorial.

Por su parte, el ejecutivo defendió su política agraria, la que calificó de audaz y avanzada.

Además, el equipo gubernamental participante en las pláticas reiteró que el modelo de desarrollo del país suramericano no está a debate.

El Gobierno y las farc impulsan conversaciones sobre la base de una agenda de seis puntos, que también incluye la participación política, el problema de las drogas ilícitas, el fin del conflicto, la atención a las víctimas y los instrumentos para refrendar y verificar lo pactado.

Las partes han coincidido en la importancia de una mayor celeridad en el proceso, que genera amplias expectativas dentro y fuera de Colombia después de anteriores fracasos de intentos para poner fin al conflicto.

La jornada de hoy despierta particular interés, porque se cumplen los dos meses de cese unilateral de operaciones ofensivas anunciado por las farc el 19 de noviembre.

El tema del alto el fuego ha generado polémica y posturas encontradas, por que el Gobierno del presidente Juan Manuel Márquez ha descartado detener sus acciones contra la guerrilla, por considerar que ese sería el paso final, de lograrse un acuerdo de paz. La Habana, 20 ene (PL)

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram