La nostalgia del vinilo impulsa tiendas de Miami durante la pandemia

discos vinilo lp
Mikey Ramírez, dueño de la tienda 'Technique Records', revisa el inventario de vinilos en Miami, Florida (EE.UU.), el 10 de marzo de 2021. EFE/Cristobal Herrera-Ulashkevich

La fiebre por los LPs y el «revival» del vinilo en EE.UU., un fenómeno que comenzó hace algo más de una década, no ha decaído durante la pandemia y las contadas tiendas de discos de Miami (Florida) emplean el ingenio y un tentador catálogo para llegar a su fiel y nostálgica clientela.

El formato físico, pese a la enorme distancia que le separa del digital, con el «streaming» colonizando el 88 % del mercado, mantiene hoy su vigencia y tirón. El vinilo no es un mundo extinguido. Lejos de eso, la ventas de álbumes en 2020 aumentaron en el país casi un 30 % respecto del año anterior.

La pandemia, desde su estallido, no ha hecho más que nutrir esta nostalgia del disco a la que se apunta también una nueva generación de chicos y chicas atraídos por este tipo de formato y sonido analógico.

LA VENTA DE VINILOS SUPERA POR PRIMERA VEZ LA DE CDs

Esta inmensa minoría de cazadores de discos es la responsable de que las ventas del vinilo superaran en 2020 las de Compact Disc (CD) en Estados Unidos por primera vez desde la década de 1980.

Según un informe de la Asociación de la Industria de la Grabación de Estados Unidos (RIAA), los discos de vinilo representaron en 2020 un total de 619 millones de dólares en ventas de música, mientras que los CDs generaron solo 483 millones de dólares.

Pese al tirón del vinilo, las estadísticas muestran que esto fue insuficiente para evitar la caída en 2020 de las ventas físicas (LP/EP, CD y otros), que se hundieron un 17,4 %.

Así las cosas, los dueños de tiendas mantienen a flote el negocio con una buena dosis de resiliencia e iniciativas como las de Mikey Ramírez, dueño de Technique Records, en Miami.

«Realmente no sabía qué hacer cuando se ordenó el cierre de negocios y confinamiento. Intenté imaginarme qué iba a pasar al día siguiente y los siguientes días, sin ingresos, frente a algo de esta magnitud», recuerda en entrevista con Efe Ramírez, quien tan solo tres años antes había abierto la tienda.

Un mes y medio después se dijo: «Bien, si no tratamos de nadar contra la marea nos vamos a hundir», y eso fue lo que hizo Ramírez con un puñado de iniciativas, desde impulsar la venta a través de la web, al envío por correo del pedido o la entrega al cliente sin que tuviera que bajarse del coche.

NOSTALGIA DEL VINILO Y ADOLESCENTES FASCINADOS

Y sucedió lo que nadie esperaba. «Fue algo completamente inesperado. La ventas en 2020 aumentaron y, pese a que el déficit era grande, hemos sido capaces de entrar casi en beneficios», aseveró.

Eso sí, hace falta «humildad y tener los pies en el suelo. Toco madera y no doy por hecho» esta bonanza, zanjó, para destacar que en este auge del vinilo confluyen «ciertos elementos de nostalgia».

Hasta el punto que la clientela de su tienda, con un catálogo de 30.000 discos nuevos y usados, además de CDs y casetes, la forman tanto adolescentes de 13 años como gente de 70 años.

A la postre, la música es un «escape» y cuando «no quieres hablar de política, y yo nunca quiero, vas a casa, pones un disco y te sumerges en algo completamente diferente, casi transparente», dice.

«Eso es lo que se supone que es la música. Nunca podrá sustituirse. Siempre tendrás la música», sentenció.

En opinión de Johnny Aguiló, gerente del Museo del Disco de Miami, hay un nueva generación de chavales que ha descubierto el vinilo, que entran en la tienda y se sienten como en un «patio de recreo» rodeados de CDs y LPs.

«Se les abren los ojos como platos, nunca han visto una cosa así», dice a Efe con humor Aguiló, músico de profesión y ahora, como muchos otros, en dique seco y obligado por la falta de conciertos a cuadrar caja con su trabajo en la tienda.

Aguiló asegura que las ventas de vinilos han subido en 2020 más de un 30 % en la tienda, donde solo se venden discos nuevos, un catálogo por un valor superior a los 250.000 dólares.

Sobresalen las ventas de LPs de grandes grupos del rock como Pink Floyd, Led Zeppelin o Aerosmith, también de Michael Jackson, pero «sobre todo (heavy) metal», apunta Aguiló.

En parecidos términos se expresó Evan Chern, dueño de Yesterday and Today Records: «Es increíble, asombroso, la de gente que está viniendo a la tienda a comprar vinilos y revolver en los expositores».

VENTAS DE DISCOS SUPERIORES AL 30 %

Fundada en 1981, resiste y retiene este local todo el sabor de una tienda de discos independiente, algo caótica, con singles dentro de ficheros metálicos e hileras abarrotas de LPs.

Chern dijo a Efe que tuvo que echar el cierre durante varios meses en 2020 y perder todos los ingresos; pero, desde que reabrió la tienda, las ventas han crecido incluso más de un 30 % respecto de 2019.

«Quizá porque la gente ha estado aislada (por la covid-19) ahora sale y esto es una locura en la tienda los fines de semana», comenta este antiguo Dj de radio.

Reconoce Chern que cada vez resulta más difícil encontrar joyas en vinilo para la venta en su tienda, pero la parte positiva es que sigue subiendo el número de adeptos al formato físico. No parece ser esto una lenta agonía del disco. Miami, 11 mar (EFE) | Emilio J. López

Siga leyendo

Una llama se convierte en esperanza de posible tratamiento contra la COVID-19

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram