Síguenos

Sin categoría

VIDEO: Revelado el paradero de la mítica pistola Sig Sauer que portaba Pablo Escobar el día de su muerte

Publicado

el

Pablo_Escobar
Pablo_Escobar

Pablo Escobar Gaviria. Tomada de Archivo.

Minuto30.com- El periodista Daniel Coronell en su más actual columna publicada en la revista Semana reveló el paradero de la mítica pistola Sig Sauer del extinto capo Pablo Escobar Gaviria, la cual portaba el día de su muerte junto a otra arma de fuego.

Coronell recuerda que Hugo Aguilar, exjefe del Bloque de Búsqueda,  en el pasado se atribuyó la muerte del capo en su libro Así maté a Pablo Escobar: “Me acerqué sigilosamente, retiré con el pie la pistola, guardé la mía, lo cogí de la camisa, le miré bien la cara y sobre todo las cejas, le quité el reloj y lo detuve a las 3:20 de la tarde. (…) Tomé el radio y grité ‘Viva Colombia. Murió Pablo Escobar’”, reseña el investigador en su columna de la revista Semana.

Sin embargo, el texto de Coronell cuenta que la versión más creíble sobre quién le disparó a Escobar la cuenta en su libro «El general de las mil batallas» el ahora exvicepresidente Óscar Naranjo, quien ante la pregunta de quién propinó a Escobar el disparo que acabó con su vida respondió: “Para ser preciso, un miembro de la Policía que en la historia muy cerrada de la institución y con el ánimo de protegerlo se le ha conocido siempre como Sangre e’yuca, por su apariencia muy blanca, perteneciente al Bloque de Búsqueda, fue quien atravesó la humanidad de Escobar con un tiro de fusil”.

«Las fotos forenses del levantamiento muestran las dos pistolas al lado del cuerpo: la Sig Sauer, cerca de su mano, con una sola bala en el proveedor, y la Glock, sin disparar, dentro de una cartuchera», recuerda Coronell.

Queda entonces desmentida la versión de Aguilar sobre su disparo al capo. Además revelado que él tiene en su poder la famosa pistola Sig Sauer, dado que modificó la escena cambiando su arma con la de Escobar, según lo contó en 2002 a una productora que pretendía grabar un documental, cintas que estaban en el olvido y a las que tuvo acceso Daniel Coronell.

Según advierte el periodista, ahora Hugo Aguilar puede agregar a su «palmarés delincuencial hurto, peculado y manipulación de evidencia».

Publicidad