Su mamá usó gasolina para quitarle los piojos, la niña tuvo quemaduras en el 60% de su cuerpo

Foto: Cortesía

Cuando solo tenía 4 años la pequeña sufrió quemaduras graves después de que su madre intentó exterminar un problema de piojos usando gasolina. La niña fue trasladada a un centro médico con quemaduras de tercer grado que afectaron al 60% de su cuerpo.

Ahora con más de 20 años, Charity Sutte – oriunda de Estados Unidos – cuenta cómo sucedió todo y asegura que no la perdona, porque las consecuencias la acompañarán por el resto de su vida.

Charitty comentó a The Sun que fue su abuela a quien se le ocurrió la idea: «Ella le dijo a mamá que en su día usaban bencina para tratar los piojos y que funcionaba mejor que cualquier otra cosa que hubiera estado probando».

Lea también
Mujer guardó sus ahorros en un pañal y lo tiró a la basura pensando que estaba sucio

La chica ha tenido que realizarse cirugías durante varios años para intentar reconstruir su rostro.

La joven dice que aún recuerda lo sucedido, “Me prendí en llamas como una hoguera. Recuerdo a mi mamá gritando, pero extrañamente, no recuerdo el olor ya que casi todo mi cuerpo se incendió. Creo que fue tan traumático que lo guardé en mi memoria en alguna parte”.

La madre de la joven la envolvió en una toalla y la trasladó a una clínica. Pero debido a las quemaduras tuvo que ser remitida en helicóptero a otro centro asistencial.

Lea también
Las latinas que marcan el ritmo en la Casa Blanca

“Tenía quemaduras en toda la cara, el cuello, el brazo izquierdo, parte de la pierna izquierda y en la espalda. Los médicos dijeron que tenía quemaduras de tercer grado en más del 60% de mi cuerpo”, recalcó Charity Sutte.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram