Universidades: Oferta y Demanda

Por: Diego Calle Pérez

Las universidades públicas o privadas están como los candidatos en campaña electoral, tiene tan subido su ego que no saben, ni lo que tienen y ni lo que ofrecen. Las universidades están en aislamiento social, la pandemia las hizo transformar sus cursos de preespecialidad, las universidades cerraron sus aulas especializadas, sus salones de conferencias y los laboratorios quedaron con el mínimo de asistentes, solo los que estaban a unos meses de terminar su trabajo de grado. Las universidades cerraron las cafeterías, las papelerías, las fotocopias y los restaurantes que ya estaban cobrando almuerzos como de club privado.

Las universidades no se reúnen, ni pública, ni privada, ninguna toma la iniciativa de publicar una revista cada trimestre y ahorrar recursos para otros proyectos de investigación, cada universidad busca perdurar en sus publicaciones, pareciera que les sobra mucho presupuesto y no falta cada mes la edición de la revista con los temas que abordan sus invitados que son los mismos de cada publicación. Pareciera dejan la ocupación docente por estar escribiendo acerca de los textos que están leyendo, reconstruyendo, modificando para que no se vean repetidos.

Lea también
Es hora de enfrentar la inflación

Las universidades públicas y privadas están en una crisis presupuestal que nadie se atreve a disertar del tema en el capitolio nacional, seguramente por miedo a que le plagien los argumentos y todos busquen como perdurar en la nueva campaña electoral. Las universidades públicas y privadas no tienen dolientes en un estado que poco se interesa por la investigación, la cultura y la escritura de sus trabajos de grado. Las universidades privadas, incluyendo, las comunidades religiosas, ofertan programas según las demandas de los estudiantes, muchas veces homologan a estudiantes que deben de terminar otro programa de pregrado, los precios y los tiempos en terminar, favorecen la oferta universitaria.

Lea también
Las epidemias en mi escuela   

Las universidades públicas y privadas, están pasando por cuidados intensivos y no se escucha nada de su presupuesto en los debates de las asambleas departamentales, no se escucha nada en las comisiones del capitolio nacional. La situación solo se viene a debatir cuando aparece un plagio en una tesis de grado y cuando un rector es acusado de detrimento de los recursos de la universidad. Las universidades públicas no tienen doliente y algunas privadas, tienen rector sacerdote que hace oración permanente por el presupuesto semestral. Universidades: oferta y demanda.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram