Una Venezuela en recesión unifica el tipo de cambio del dólar

Venezuela, el único país de Sudamérica en recesión en 2010, anunció el jueves la supresión de su doble tasa de cambio para unificarla a 4,30 bolívares, algo que, según analistas, equivale a una devaluación que acerca al bolívar a su valor real pero que podría empeorar la inflación.

photo 1293730682793 2 0
©AFP/Archivo / pedro rey Una mujer observa en Caracas gigantografías de notas de bolívar, la moneda nacional venezolana.

«La tasa de cambio que va a tenerse a partir del 1 de enero es la unificación de la tasa de cambio de 2,60 a 4,30 (bolívares por dólar)», dijo El ministro de Finanzas venezolano, Jorge Giordani, en un mensaje transmitido por la televisión estatal VTV.

«Esta decisión nos va a permitir una simplificación del manejo de esta situación y no tenemos duda que va tener una serie de significaciones en términos de la economía nacional», añadió Giordani.

Con este nuevo ajuste al control de cambio vigente, se elimina la tasa de 2,60, que fue fijada en enero de 2010 para sectores prioritarios como la salud, las importaciones de alimentos y las remesas al extranjero. Un tipo de cambio que estaba limitado principalmente a operaciones del Estado y al que los empresarios privados casi no tenían acceso.

Ahora, todas las transacciones estarán sujetas entonces a la tasa de 4,30 bolívares por dólar, establecida también en enero para el resto de productos y la venta de los dólares obtenidos con el petróleo.

photo 1293739726982 2 1
©AFP / gabriel ciccariello

Según analistas, al reducir oficialmente el valor del bolívar para las importaciones de primera necesidad se producirá un encarecimiento de los productos en este país que en 2010 registró la inflación más alta de América Latina (26,9%).

«Es una devaluación del 65% (…) Eso va a tener una consecuencias importantes porque en las importaciones que se realizaban a 2,60 se concentraban alimentos y medicinas, y eso va a reflejarse en los precios de los productos», explicó a la AFP Pedro Palma, presidente de la Academia venezolana de Ciencias Económicas.

«Esto va a tener una repercusión justamente en la dieta popular. Los más afectados van a ser los más pobres», dijo por su parte Eduardo Mayobe, ex viceministro de Hacienda, en declaraciones a la AFP.

Venezuela es un país monoexportador de petróleo que importa la mayoría de los alimentos que consume, que por temporadas pueden escasear de los anaqueles de los mercados.

Los expertos coinciden en que la medida debía tomarse pues la tasa de 2,60 bolívares por dólar era «artificial».

«Ese tipo de cambio era artificial que ya no tenía sentido económico alguno y que constituía una sobrevaloración exgerada. Por lo tanto, era obvio que esta medida se tenía que dar más temprano que tarde», añadió Palma.

Sin embargo, esto implica que sus efectos en la economía se vean traducidos en una inflación

photo 1293739748411 2 11
©AFP / gabriel ciccariello

mayor a la ya alta meta estipulada por el gobierno.

«Es absurdo anunciar justo antes de esta medida una meta de inflación de entre 22% y 24% para 2011 porque obviamente va a ser superior», indicó a la AFP Orlando Ochoa, profesor de la facultad de Economía de la Universidad Católica Andrés Bello, en referencia a las metas fijadas en el presupuesto para 2011.

El anuncio del ministro llegó después de la difusión de estimaciones preliminares sobre la economía venezolana del Banco Central (BCV), estimando que el Producto Interno Bruto (PIB) se contrajo 1,9% en 2010,lo que representa el segundo año en recesión del país sudamericano.

Según un comunicado del presidente del ente financiero, Nelson Merentes, el descenso del PIB en 2010 es «significativamente menor al observado el año anterior (-3,3%) y refleja signos de recuperación de la actividad económica hacia el corto y mediano plazo».

El resultado negativo obedeció principalmente a la contracción tanto de la actividad petrolera, que cayó 2,2%, como del sector no petrolero que bajó 1,8%.

En cambio, el gobierno venezolano estima que «2011 será un año de crecimiento economico y mayor bienestar social». La meta es crecer 2%, según Merentes.

Esta es la segunda caída consecutiva de la economía venezolana, que es la única de la región que se mantiene en recesión desde 2009.

CARACAS (AFP)

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram