'Protagonistas'

Una Mujer Real

Por Vionette Pietri

Eres una mujer libre desde el momento que deja de importarte lo que los demás piensan de ti.

Recuerdo que un gran amigo Pablo Vázquez, un dia me dijo, “Vionette yo soy tu amigo porque eres una mujer real”. Me impresionaron sus palabras y me hicieron sentir muy bien conmigo misma. Gracias a sus palabras incluí un capítulo llamado Una Mujer Real en mi primer libro Detrás del Velo Descubre la Diosa en ti.

Hoy día los medios sociales alimentan historias irreales. En facebook y en Instagram muchos aparentan tener la vida perfecta. Aunque en ocasiones la realidad es otra. En ese libro escribí una frase que muchas mujeres atesoran: “Eres una mujer libre desde el momento que deja de importarte lo que los demás piensan de ti”. Es muy cierto. Cuando una mujer confia en si misma, sabe quién es y hacia dónde va, se acepta tal como es. No busca la aprobación de otros.

Si se dan cuenta hoy día los “influencers” sientan pautas. Son invitados a eventos importantes, se les paga para que recomienden o representen marcas o artistas. Algo tienen en común todos estos “influencers” y es que aunque creen un personaje para lograr ser reconocidos en los medios sociales, son personas reales. De hecho los artistas y personalidades de los medios, mientras más reales son más credibilidad y aceptación tienen.

Te has puesto a pensar si eres una mujer real? Cuando eres genuina, y sencilla (aunque seas fabulosa y vistas como una reina) te ganas el corazón de las personas. Cuando te quieres a ti misma eres real. Cuando eres frívola o poseída se ve la vida desde una perspectiva irreal.

Recuerdo que en una ocasión que ofrecía clases de danza del vientre (“belly dance”) en la Fundación Baila Corazón que tengo en bien dirigir, a un grupo de mujeres, algunas no se sentían bien con su cuerpo pues tenían unas libras de más. Les comentaba que la sensualidad de una mujer no depende de su tamaño de cintura, si no de la seguridad en sí misma. De hecho, una de mis artistas preferidas, Jennifer Lopez dijo una vez que lo más sensual que puede tener una mujer es la seguridad en sí misma.

Una mujer real es segura. Y no quiere decir que por confiar en ti, quererte, estar orgullosa de quien eres, de lo que hayas logrado en la vida, eres prepotente. Quiere decir que tienes tu autoestima fortalecida.
Muchas cambiaron su opinión respecto a cómo se veían a ellas mismas y aprendieron a bailar como diosas.

Una mujer real tiene líneas de expresión, celulitis, e imperfecciones. Eso no evita que sea grandiosa. Celebremos la vida tal y como somos. Bailemos descalzas, riamos fuerte, lloremos en las películas cuando nos dé la gana, seamos libres, no esclavas del qué dirán. Expresemos nuestros puntos de vista, nuestra individualidad. Han escuchado a alguien decir ese perfume me recuerda a fulana, ese vestido se parece a ti, etc. Quiere decir que has implantado tu sello personal, que eres una mujer definida y única. Al final me siento feliz de ser una mujer real. Te invito a que descubras lo apasionante de serlo.

La autora es abogada, conferencista internacional, y agente de bienes raíces licenciada en la Florida. VIsita su sitio web www.latinasempowerment.com



Opinión