Síguenos

Opinión

Un nuevo complot, otro intento fallido

Publicado

el

natalia bedoya

natalia bedoya

Las sorpresas parecen no detenerse en Colombia. La Corte Suprema de Justicia desacreditada por uno de los más grandes escándalos de corrupción, el Cartel de la Toga, sacudió al país con el llamado a Indagatoria que hizo al ex Presidente Álvaro Uribe por supuesta manipulación de testigos.

Sin entrar a cuestionar el “buen nombre” de los magistrados de la sala penal y su mención en los audio de la DEA que pusieron al descubierto el escándalo de corrupción en la rama judicial, debo confesar que nunca había visto una actuación tan grotesca e infundada por parte de la Corte.

La materialización de la batalla que no han podido ganar en las urnas contra el Senador Álvaro Uribe, el mas votado de la historia, parece dar frutas en la Corte Suprema, con un vil montaje que ha quedado al descubierto con cada prueba que reposa en el acervo probatorio, pretenden sacar del juego, al político más querido por los colombianos.

El testigo estrella, Juan Guillermo Monsalve, quien hoy pide pista en la JEP, condenado por los delitos de secuestro extorsivo y concierto para delinquir, parece ser el alfil utilizado por los enemigos de Uribe, que hoy forman un verdadero concierto para delinquir.

En los audios filtrados a los medios de comunicación, donde aparece el abogado Diego Cadena y la esposa del Monsalve, queda claro que quien busco acercamientos, fue Monsalve. En el audio, el abogado Diego Cadena trasmite el mensaje de Uribe, en donde pide que se diga la verdad y nada más que la verdad . Que la declaración se haga publica y con conocimiento de la Corte Suprema.

En ningún aparte de la conversación se evidencia el ofrecimiento de dádivas o beneficio alguno por fuera de la ley. En el mismo sentido aparecen las grabaciones hechas por el mismo Monsalve. Con el interrogante de quien proporcionó el sofisticado dispositivo de grabación al reo, puesto que también en el acervo probatorio reposa respuesta a un derecho de petición donde el director de la Picota de ese entonces, certifica que no existía autorización alguna para que el reo portara elementos tecnológicos.

Como lo dije al inicio, la sorpresas parecen no detenerse en Colombia, un llamado a indagatorio sin acervo probatorio que demuestre el más mínimo indicio de manipulación. Por el contrario un afanado concierto para delinquir en contra del ex Presidente Uribe.

Pero volvamos al tema de la grotesca actuación de la Corte Suprema de Justicia; Mientras el magistrado encargado del caso dice encontrar indicios de manipulación por parte del Senador Uribe, quien nunca visitó ni tuvo contacto con el ¨testigo estrella¨; el mismo Magistrado José Luis Barceló determinó que era normal que el Senador Iván Cepeda visitará 9 veces e hiciera 21 solicitudes de visita a Juan Guillermo Monsalve.

La ex fiscal Hilda Niño, declaró la existencia de un verdadero complot en contra del ex Presidente Uribe , entre ellos, presiones de funcionarios de la Fiscalía y la Corte Suprema de Justicia a ex paramilitares para declarar en contra de Uribe Vélez.

Enrique Pardo, recluido en la Picota, quien compartía celda con el ex paramilitar Juan Guillermo Monsalve, de su puño y letra, relató cómo supuestamente Monsalve comenzó los acercamientos con el Senador Iván Cepeda, quien estaba recopilando declaraciones de ex paramilitares para culpar a Álvaro Uribe.

En ese mismo sentido, obra la declaración del exparamilitar Ramiro Henao, el excombatiente revela que el senador Iván Cepeda le solicitó, a cambio de beneficios carcelarios, que declara que Álvaro Uribe había ordenado el asesinato de un guerrillero ( audio http://www.wradio.com.co/escucha/archivo_de_audio/exparamilitar-ramiro-de-jesus-henao-indica-que-cepeda-le-pidio-declarar-en-contra-de-uribe/20140924/oir/2430068.aspx).

Pruebas en contra de Iván Cepeda, por manipulación de testigos, mismas pruebas que el magistrado Barceló desestimo o que no tuvo en cuento y que hoy por el contrario sin acervo probatorio, ordena llamar a indagatorio a Álvaro Uribe. Una nueva actuación de la Corte que desborda lo justo.

Faltan menos de 10 días para que Juan Manuel Santos abandone la Casa de Nariño y el complot en contra de Álvaro Uribe empieza a desmoronarse con las mismas pruebas fabricadas por los enemigos del ex Presidente. Un pais fracturado por la corrupción, unas Cortes permeadas por la injerencia del ejecutivo y unos Senadores impregnados por el odio irracional al ser derrotados en las urnas.

La verdad saldrá a la luz, y otra vez más será un intento fallido, pero la Corte Suprema será nuevamente la desacreditada ante la opinión publica.

Publicidad