Bebé de año y medio se ahogó tras caer dentro de un balde de agua

Foto tomada de Internet para ilustrar la noticia.

En la noche del pasado sábado un bebé de un año y medio de nacido falleció por la gran cantidad de agua que ingirió al caer de manera accidental a un balde de agua en el municipio de Ciénaga, Magdalena.

Los hechos ocurrieron, al parecer, cuando un familiar dejó al bebé en la sala de la casa viendo televisión con un plato de comida, pero cuando el adulto llegó al lugar ya no estaba, de inmediato comenzó a buscarlo.

Cuando el familiar llegó al patio de la casa lo encontró dentro del recipiente agonizando por la gran cantidad de agua que se tragó.

El pequeño fue conducido a un centro asistencial, pero según los médicos ya no se podía hacer nada, el bebé ya había llegado sin signos vitales.