in

Todo mi apoyo a la Fuerza Pública

Por: José Tocayo

jose tocayo 1200 x 720

Nuestra fuerza pública ha sido la encargada de defendernos a todos los colombianos, tanto de la violencia política, como de la violencia producto del narcotráfico y el crimen organizado que ha azotado al país durante décadas.

Entre 1990 y 1994, alrededor de 270 a 300 policías fueron asesinados por el Cartel de Medellín, convirtiendo a nuestra capital antioqueña en la ciudad más peligrosa del mundo. En aquella época, era tanto el pánico, que los policías sospechaban que mujeres y hasta niños los podían asesinar.

Entre 2012 y 2022 y de acuerdo con datos del Ministerio de la Defensa, han sido asesinados 2.888 miembros de la fuerza pública, entre los que se encontraban, 1.043 miembros de la Policía Nacional y 1.845 efectivos de las Fuerzas Militares.

Lea también
¿Propiciar una crisis en el sistema de salud?

Solo a junio de este año, 77 uniformados fueron masacrados en Colombia, siendo Antioquia el departamento con más víctimas. Lo terrible de este panorama es que detrás de cada héroe fallecido, hay una madre, un hijo, una esposa, a quienes solo les queda una realidad frustrante, dolorosa y solitaria.

Han sido miles los héroes sacrificados por la libertad de los colombianos, a ellos debemos rendir tributo, pues han encarado con valentía la protección del país, dejando a su paso, su vida, a ellos no los debemos olvidar, el Estado debe brindar todas las garantías para que su sacrificio no haya sido en vano.

Lea también
La oposición se tomó las calles

Cuando veamos a los miembros de nuestra Fuerza Pública cumpliendo con su deber, tengamos actitud de respeto y cumplamos con sus requerimientos, el ciudadano que cumple la ley, nada debe temer, por el contrario, debemos tomar una actitud de agradecimiento y admiración hacia quienes realizan la tarea más peligrosa de todas, exponer su vida por la libertad y el orden.

Mi mayor deseo es que más policías y soldados logren su pensión y que cada vez tengamos menos héroes en placas conmemorativas. Mi mayor deseo es que veamos en cada integrante de la fuerza pública a un hermano que da la vida por su país.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias