in

Tiempos de cambio

Por: Albert Yordano Corredor Bustamante

Albert Yordano Corredor Bustamante 1200 x 720 1

Nuestro gran desafío; estar a la altura de las circunstancias.

Las recientes elecciones legislativas de 2022 trajeron consigo una reconfiguración del mapa político nacional. Los partidos tradicionales, que muchos daban por muertos, salieron fortalecidos; los partidos de opinión perdieron terreno en zonas de conflicto con 32,46% menos votantes, mientras que los movimientos alternativos van al alza, aumentando en un 30% el número de votantes con respecto a 2018 y un crecimiento del 60,69% en sus consultas.

De las muchas lecturas al respecto, no podemos desconocer el factor socioeconómico. Vivimos en un país con enormes dificultades para generar empleo y riqueza sustancial, que en sólo un año arrastró a más de tres millones de compatriotas a la pobreza. Esta crisis es el caldo de cultivo para el populismo desde todas las orillas.

Lea también  La paz: aspiración…, dogma nacional

Aun así, cabe resalta que su aumento de votantes permitió a los movimientos alternativos lograr lo que hasta hace poco era impensable: llevar al Congreso a dos mujeres wayúu y a una mujer palenquera. Esto, sin lugar a dudas, evidencia la profundización de nuestra democracia y la construcción de una sociedad más incluyente.

El panorama es emocionante, en todo el sentido de la palabra, porque las emociones inciden, como pocas veces antes, en el voto de nuestros compatriotas. Colombia se debate entre el miedo y el entusiasmo, y esta última es una emoción más fuerte y contagiosa que el miedo. Algo está cambiando.

Lea también  Climaterios hormonales

Más que compromisos programáticos, orientaciones políticas, intereses partidistas o diferencias ideológicas, el nuevo Congreso enfrenta un enorme reto: facilitar las reformas estructurales que generen oportunidades de progreso, desarrollo y mejora en la calidad de vida de nuestros compatriotas. Para saldar la inmensa deuda social es imperativo escuchar las necesidades e inquietudes de nuestras comunidades.

Hago mis votos para que quienes integran el nuevo Congreso estén a la altura de las circunstancias y del momento histórico que vive Colombia.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias