Síguenos

Opinión

Tercer y último balance del Medellín (alguien está mintiendo)

Por: Mauricio Correa

Publicado

el

Mauricio Correa 1200x720 1

Culminado el encuentro entre la nefasta dirigencia del Deportivo Independiente Medellín y el timonel escarlata Hernán Darío “El Bolillo” Gómez tras la no clasificación al octogonal final de la Liga Betplay, queda la sensación que alguien está mintiendo a la poderosa hinchada.

Quizás ningún seguidor del rojo de la montaña desconoce la importancia y la alegría que se siente tener un técnico mundialista de peso y recorrido como lo es el “Bolillo”, pero de igual manera se han tejido una serie de dudas que apuntan a tener de nuevo una persona en el banquillo que se está acomodando a lo que el “Embeleco de don Raúl” le está imponiendo.

La estrategia de ‘zorro’ de los negocios, del experto en manejo de super mercados más no de administrar un equipo de fútbol grande e importante como lo es el “Rey de corazones”, nos lleva a ratificar que aun con la presencia de un técnico mundialista en el Medellín, seguiremos con más de lo mismo.

Con cara de niño bueno y con el aprendizaje que le ha brindado su tío, el sobrino presidente del Deportivo Independiente Medellín sale a los medios de comunicación a decirnos nuevamente que el equipo está en venta, que no es humo y que todo es de tiempo para cristalizar un negocio que estoy seguro nunca se va a presentar.

Ratifica la mentira y manipulación el joven presidente a la poderosa hinchada porque el “Bolillo” ha manifestado estar en el banquillo dirigiendo al Medellín con la condición de estar en un proceso largo para alcanzar los grandes títulos que espera su poderosa hinchada, infortunadamente esto no es factible mientras se tenga al señor Raúl Giraldo Gómez como su mayor accionista.

Es tan manipulador y zorro el “Embeleco de don Raúl” que nos trajo al “Bolillo” para calmar la marea generada por la exigencia de la poderosa hinchada para que vendiera al Medellín. Más que nadie sabe que un técnico de quilates como lo es Hernán Darío podría con poco o nula inversión, sacar avante al equipo.

¿Si se habla de la venta por parte de una nefasta dirigencia, por qué al mismo tiempo se indica sobre un proceso largo? ¿Quién garantiza que los supuestos nuevos dueños del “Equipo del Pueblo” van a sostener por ejemplo o quieran tener al “Bolillo” en el banco rojo?

No, lo que busca esta nefasta dirigencia es continuar con más de lo mismo, entregarle la responsabilidad al “Bolillo” en la llegada y salida de jugadores y esperar cobrar por ventanilla si los resultados con poca o nula inversión se les da.

Si los resultados se le dan, el primero en sacar su orgullo como hincha, será el sobrino presidente y hasta el mismo “Embeleco de don Raúl”, si no, saldrán hablarnos de nuevo de venta del equipo y sus acostumbradas mentiras.

De Hernán Darío Gómez no tengo sino admiración y respeto hasta el punto de considerarme “Bolillista”. Hablar o comentar de procedimientos tácticos en alguno que otro partido o de los errores que se cometieron especialmente en aquellos que se consideraban ganables para asegurar la clasificación, es caer en el facilismo del comentario, llorar sobre la leche derramada y consolarnos por lo que no se dio y a esto no quiero llegar en mi columna.

Defenderé su trabajo si solo si ratifica su condición de autonomía, donde exija como debe ser inversión para su equipo, donde demuestre el porqué la hinchada poderosa está feliz con su llegada al banquillo rojo. No hacerlo es caer de nuevo en malos procedimientos como aquel ídolo que resultó ser de papel por el daño que nos hizo como director técnico.

Espero que el “Bolillo” demuestre que es autónomo, que es serio y responsable y le pediré una vez más que muestre su talante y firmeza ante alguien que está mintiendo que no es otro que el “Embeleco de don Raúl” a través de su sobrino presidente el señor Daniel Ossa Giraldo.

La opinión del autor de este espacio no compromete la línea editorial de Minuto30.com

Publicidad
Publicidad

Medellín