'El Cirirí'

¡Tatequieto a la JEP, CSJ y…!

Por Francisco Javier Saldarriaga

Este híbrido gestado por el malhadado gobierno del espurio expresidente fugitivo se está tomando unos atributos que si nos descuidamos, dejaremos crecer un monstruo de mil cabezas que nos llevará al abismo.

Los burócratas de medio pelo que la conforman han convertido a la JEP en un antro de perversión orquestado por algunos profesionales del derecho, que han mostrado desde siempre un sesgo muy zurdo para favorecer los entuertos y dejar impunes, los delitos que han cometido y siguen cometiendo sus protegidos.

Funcionarios que se mueven el piso entre ellos y otros que ahora están siendo investigados y acusados de permitir a sus protegidos repito, viajes y prebendas que nunca han estado dentro de las atribuciones. Esos permisos para abandonar el país a individuos que deben estar recluidos de por vida en las peores mazmorras son una afrenta a la sociedad universal.

El falso ciego narcoterrorista que siguió con sus andadas, no se ha podido extraditar porque ese organismo decidió que tiene que meter la mano en un acto meramente administrativo y no ha querido mirar las fechas de los actos delictivos para simplemente certificar que en efecto son posteriores a las consignadas en los acuerdos.

Sigue en el enfriador a la espera de que los Estados Unidos se olviden del asunto y haciéndonos quedar como un país que protege al terrorismo y al narcotráfico. Lo que ellos no entienden es que allí las cosas son en serio y que por más que se demoren, siempre estarán alertas para cualquier hecho que les permita conseguir lo que se proponen. Con ellos no se juega y al pueblo colombiano que desde hace rato quiere desandar el camino que les dio vida tampoco pueden atropellarlo. Con un referendo se puede acabar con ese esperpento y además juzgarlos como magistrados proclives al narcoterrorismo.

Enviar ultimátum a entes como la fiscalía para que entregue una documentación de bienes no declarados por los narcoterroristas que con posterioridad y basados en investigaciones, se concluyó que hacen parte de las ¿propiedades?, conseguidas a la fuerza o con recursos provenientes del delito en todas sus manifestaciones y variedades, que quisieron ocultar para una vez en la legalidad disfrutar de ellas y sus producidos y que por el acuerdo mismo y como lo estipula la ley deben hacer parte de esos bienes que entran a extinción de dominio puesto que son activos provenientes de actividades ilícitas.

Se están metiendo en el rancho de la fiscalía y eso es impermisible, lo mismo quieren hacer con otras entidades que no tienen por qué estar supeditadas a los deseos ilegítimos de unos funcionarios que hacen parte de un estamento fruto de la corrupción y el deseo de un nobel de un farsante y traidor, que fungió ilegítimamente como presidente entre 2014 y 2018.

El pueblo está en mora de darle un ultimátum a esa JEP y al resto de magistrados que actúan de manera ímproba en esos organismos que supuestamente les da patente de corso para comerciar con sus fallos y estos se emiten acorde con los intereses del mejor postor. Esos comportamientos selectivos para juzgar, proteger o liberar a los simpatizantes del lado zurdo de las ideologías son en verdad, una muestra vergonzosa de la falta de imparcialidad y del sesgo dañino que nunca debe existir en la aplicación de la justicia.

En la JEP se entró en la onda de la CSJ en donde la idea es perseguir la democracia e implantar ideologías caducas y mentirosas que solo favorecen a los pocos de la rosca. Hasta hoy no he visto ningún mandatario que haya enarbolado las banderas del socialismo que no salga archimillonario del cargo en el que se eternizó.

Supuestamente llegaron pobres y en busca de la justicia social pero esta la aplicaron para ellos solos.
Y como los jueces no se quieren quedar atrás montaron ese tinglado en donde los fallos se negocian. Ese es el resultado de una justicia politizada y enferma terminal.

Postre: Debieron quedar muy aburridos los periodistas y los implicados con la entrevista del Tuso Sierra. “Fueron por lana y salieron trasquilados”. Pero esos testimonios no son suficientes ni válidos para esos jueces vendidos y llegar tras las rejas al peor delincuente de cuello sucio y boca maloliente que tenemos y a sus parces.