Su nombre es Marijuana Pepsi, y ya dijo que no lo piensa cambiar

Marijuana Pepsi, foto cortesía

Su nombre completo es Marijuana Pepsi Vandyck, es una mujer estadounidense natural de Beloit (Wisconsin), y su historia ya es viral debido a que no piensa cambiar el nombre que sus padres le pusieron.

Marijuana fue bautizada así, y sobre ello el medio La Vanguardia comentó que: “Había rumores de por qué le habían bautizado de semejante manera. Algunos sostenían que la hierba y esa marca de refresco eran las dos cosas favoritas de su madre, Maggie, una mujer de la generación Woodstock y la cultura hippie. Otros replicaban que la pareja consumía esos productos en la época en que concibieron a su hija (1972)”.

Tras varios años, por fin la mujer se atrevió y le preguntó a su madre por qué se llamaba así. La respuesta que le dio fue: “tu nombre te llevará por todo el mundo”.

Marijuana sufrió bullying en la escuela e incluso tuvo que soportar que maestros y compañeros de escuela le sugiriesen a diario que hiciera un cambio de nombre, algo que su progenitora no le permitió.

La mujer contó a la BBC que: “Marijuana ya es inusual y si luego le agregas Pepsi… los comentarios simplemente no se detenían y todavía no se detienen”. Al principio todo parecían risas inocentes. Pero cuando cambió de la primaria a la secundaria, las burlas se convirtieron en acoso e intimidación. El bullying era constante, pero lo que a muchos les ha destruido a ella le dio fuerza. “Me di cuenta que tenía que luchar y superar los obstáculos para triunfar”.

No solo sufrió en la escuela. Una vez un policía que la paró le pidió su nombre. Llamó a sus jefes al minuto: “me ha dicho que se llama Marijuana Pepsi, se está riendo de mí”. Gritaba el policía. Cuando hace llamadas o envía correos utiliza sus iniciales, MP, para ahorrarse diez minutos de personas preguntándole si estaba bromeando.

Ahora, la mujer se dedica a contar su historia y a ayudar a jóvenes a superar el acoso escolar y laboral. Como experta en la materia, ahora trabaja asesorando a jóvenes universitarios en riesgo de pobreza y exclusión social. Se ha dado cuenta que muchas de las burlas que recibió no solo eran por su nombre, sino por su etnia, y quiere ayudar a que otros no se derrumben como le podría haber pasado a ella tras el bullying. En su tesis, concluyó que, muchas veces en cuanto oímos un nombre, salen a la luz todos nuestros prejuicios. ¿Quién no ha dicho alguna vez “este nombre es de cani”, o “de barrio”, o, incluso, “de pobre”? Marijuana Pepsi quiere combatir este prejuicio. “Somos humanos, cuando escuchamos un nombre por primera vez formamos opiniones y juicios. Lo que uno hace después es lo que marca la diferencia”, concluye.