¡Solo se le vió la ‘calva! Con camiseta de bebé en la cabeza y cuchillo en mano robó en un supermercado

Ladrón con camiseta de bebé en la cabeza. Cortesía.

El ladrón usó un objeto muy peculiar para cubrir su rostro, una camiseta negra de bebé a la que le hizo dos huecos para poder ver. La única característica que se dejó ver, fue la evidente calvicie del sujeto.

Con un cuchillo y una una bolsa amarilla colgando sobre el pecho, entró en la cadena de supermercados 7-eleven de Virginia, EEUU, con el único cometido de robar el dinero de la caja.

Esta estrategia le ayudó para no ser identificado, por lo que la Policía ofreció una recompensa de 1.000 dólares -3.432.280 pesos- por información que ayude a dar con la identidad del ladrón.