in

El secuestro de la Cámara de Comercio de Medellín

Por: Juan Camilo Ortega

Juan Camilo Ortega 1200x720 1 1

Esta semana el periodista colombiano Roberto Mazzini exiliado por culpa del cartel de Medellín, nos sorprendió en twitter con un nutrido hilo que resume, en pocas palabras, como la Cámara de Comercio de Medellín ha sido usada como fortín uribista con el que financian políticos y políticas de un sector colombiano y no de sus comerciantes. Además deja expuesta la realidad de su control por parte de un empresario acusado de paramilitarismo: Gabriel Harry Hinestroza.

La historia viene de años atrás, cuando Raúl Emilio Hasbún, alias “Pedro Bonito” fue uno de los paramilitares más temidos en el Urabá antioqueño, hoy condenado por homicidio, porque fue parte de uno de los grupos armados que más despojo de tierras y desplazamiento produjo en Colombia.

Varios medios de comunicación en 2012 hicieron una meticulosa investigación donde revelaron el entramado paramilitar que se gestó a finales de los 90’s, siendo Álvaro Uribe gobernador de Antioquia y Rito Alejo del Rio comandante de la XVII Brigada del ejército, gracias a las confesiones de “Hasbun” se supo que la financiación estuvo a cargo de respetados empresarios Antioqueños, como Gabriel Harry Hinestroza, quien desde su empresa Agrochigüiros SAS, habría financiado al Bloque Bananero de las AUC.

Lea también  Revocatoria Medellín, crónica de la perfidia

Gabriel Harry ha tenido varios procesos con la justicia, se ha defendido de la Fiscalía, afirmando que la financiación fue exclusivamente para las Convivir, las cuales en su momento eran plenamente legales y promovidas por el gobernador de entonces Álvaro Uribe Vélez

La investigación periodística en profundidad realizada por el diario El Espectador en 2012, reveló que los subalternos de Harry eran quienes coordinaban la recaudación con las empresas bananeras de la zona, es decir la logística de la financiación paramilitar. El meollo del asunto radica en que Gabriel Harry no es solo un empresario más, resulta que hace décadas es el presidente de la Cámara de Comercio de Medellín, entidad que tiene capturada y al servicio del Uribismo, sus actividades oscuras y sus intereses políticos.

Desde esta entidad y junto a Proantioquia, Harry con Lina Vélez (Presidenta Ejecutiva) gestionaron la financiación del plebiscito por el NO, también han saboteado el proceso de PAZ y la restitución de Tierras. Lo más triste es que vienen con su cara de honorables empresarios promovida por el diario El Colombiano, pero desde la Cámara de Comercio, Harry controla los hilos del poder convirtiendo estas dos instituciones en una trinchera para evitar que se conozca la verdad de lo ocurrido en los años 90 en Urabá.

Lea también  Lecciones con Farc para el ELN (I)

Gabriel Harry Hinestroza es consciente que su nombre es insostenible por la evidente forma en que secuestró la Cámara de Comercio, además está en absoluta observación por parte de la justicia que investiga su pasado, razón por la que armó su propia lista de remplazo con fichas leales de Uribe, siendo ésta la No. 1, Lista de grupo multisectorial que pretenden montar para continuar en el poder pero en cuerpo ajeno.

Para nadie es un secreto que, desde la Cámara de Comercio de Medellín, su directora Ejecutiva Lina Vélez y Gabriel Harry, han impulsado y gestionado las diversas iniciativas de revocatoria del alcalde Quintero, tal como lo hicieron con el NO en el plebiscito.

Por estas razones, los pequeños empresarios se cansaron de que la entidad esté politizada, ellos necesitan una Cámara técnica que genere beneficios como asociados.

Aquí más Columnas de Opinión
Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias