Síguenos

Opinión

Se fueron de frente. Recovecos de la política parroquial. Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Publicado

el

Juan Carlos Hurtado app

Estuvimos en el encuentro del Centro Democrático realizado el martes 15 de julio en el Centro de Convenciones G-12 de Bogotá, a fin de conocer de primera mano cómo está el termómetro electoral para 2015.

Juan Carlos Hurtado

Juan Carlos Hurtado

Desde el mismo momento que abordamos el vuelo a la capital, las noticias comenzaron a fluir. Coincidimos con el concejal José Nicolás Duque Ossa y su asesor jurídico, Mateo Duque, quienes ya fungen como miembros de UCD, y no están dispuestos a ceder la curul que exige el Partido de la U como suya.

Cuando llegamos al encuentro, pensé en principio que se trataba de otro aeropuerto. Una organización de lujo con varios cubículos a fin de que nadie tuviera problema para ingresar a la Asamblea, destinada a la aprobación de 9 puntos de los Estatutos que formalizan el movimiento político.

En menos de dos minutos nos dieron la acreditación como periodistas y acto seguido la sorpresa estuvo por cuenta de una masiva asistencia. Al medio día los organizadores hablaban de 2 mil 200 asistentes provenientes de todo el país.

Los congresistas electos, Óscar  Darío Pérez Pineda, Regina Zuluaga, Ana Mercedes Gómez y Margarita Restrepo, entre otros antioqueños, estaban en primera fila. El ex candidato presidencial, Óscar Iván Zuluaga, como que tenía un taco que pudo sacar, porque habló largo y tendido sobre los 9 puntos de los estatutos.

Hizo referencia a la importancia de ser muy juiciosos en la entrega de avales y propuso revisar el tema de las listas cerradas o abiertas para las elecciones de 2015.

Cuando Zuluaga propuso la aprobación de los estatutos lo interrumpió su “papá” Uribe, quien advirtió que era mejor cuando hubiese más asambleístas y tuvieran la oportunidad de hablar los representantes de las regiones.

Fue así como aprovecharon para echarse discursos cortos Juan Fernando Jaramillo, quien desde hace rato está en el comité de trabajo en Antioquia de UCD, y Carlos Ignacio Cuervo Valencia, quien  apareció de repente tomando la vocería, cuando nosotros lo hacíamos como militante de otros equipos políticos.

Cuando se quiso formar una especie de desorden en el recinto por cuenta de una polémica suscitada de si era conveniente continuar con lista cerrada para 2015, Uribe se enojó y regañó a los asistentes como si fueran sus hijos, pidiendo orden en el evento. Ellos obedecieron.

No la creíamos

Cuando íbamos caminando en medio de la multitud y búsqueda de noticias, frenamos en seco.

Nos encontramos muy juicioso en el recinto a Simón Molina, quien hasta la semana anterior se desempeñó como subsecretario de Servicios Públicos de la Alcaldía de Medellín.

Nos dijo que ya estaba en Centro Democrático, que desea aspirar al Concejo de Medellín, que le agradece al alcalde por la oportunidad y que ya está trabajando con la senadora Paola Holguín.

Todo parece indicar que aspirará al Concejo, al igual que su tío el ex candidato a la Cámara por el Partido Liberal, Hernán Gómez.

Aquí habíamos dicho que el cambio de Gómez hacia Centro Democrático traería como consecuencia remezón en la Administración Municipal, aunque Molina asegura que no lo despidieron, que renunció.

Otro joven que estaba muy juicioso en la jornada fue Juan Espinal, quien renunció el viernes anterior como asesor del  director de Corantioquia, Alejandro González.

Ya está trabajando como coordinador de la Unidad Técnica Legislativa de la senadora Paola Holguín. Con ella se conoció trabajando para Sergio Fajardo Valderrama y Carlos Mario Estrada Molina.

Está satisfecho con el cambio que dio, y espera hacer un buen papel como asesor de la senadora Uribista en el Congreso.

Al final de la jornada, nos quedó la sensación que habrá un escenario político interesante en Antioquia. Todo depende también del protagonismo que tenga Uribe en el Congreso.

Recovecos cortos

-Nos encontramos el martes 15 de julio en el aeropuerto José María Córdoba con el portero de la Selección Colombia, David Ospina. Nos alegró mucho ver su calidez con las personas que deseaban tomarse fotos con él. Compartió con todos los viajeros y hasta llegamos a pensar que perdería el vuelo hacia el exterior. Es grato saber que los jugadores colombianos, que representan esta nueva generación, son caballeros dentro y fuera de las canchas.

-Supimos que el represente a la Cámara, Carlos Alberto Zuluaga, no estaría pensando en aspirar al Concejo de Medellín, porque desde hace un año habría tramitado su pensión, y de llegar a la Corporación pondría en riesgo una jugosa mesada.

-Mientras los uribistas quieren mostrarse unidos, miembros de la Unidad Nacional, como los senadores José David Name, Armando Benedetti y Mauricio Lizcano, han dado un pésimo ejemplo ante el hambre mostrada por la Presidencia del Senado.

Desde ya avizoramos problemas en Antioquia cuando comience la escogencia de candidatos.

-Si bien es cierto el Centro Democrático está abierto para recibir a miembros de otros partidos, supimos que hay fuertes celos entre quienes desde hace rato están dando la pelea en la colectividad y temen perder posiciones importantes en las elecciones de 2015.

-Al parecer el representante electo por el Partido Liberal, Julián Bedoya Pulgarín, ha hecho toda clase de reuniones en Bogotá con representantes de distintas regiones del país, con la finalidad de ser el presidente de la Corporación o tener alguien de su confianza en el poder. Aquí ya lo habíamos anunciado, y parece que hay temor entre congresistas veteranos que lo ven como una amenaza en materia de lobbies.

-Desde hace rato Gabriel Jaime Urrego Bernal abandonó la Contraloría General de Antioquia para trabajar con el senador liberal Eugenio Prieto Soto. No sabemos si aspiraría a Concejo  o Asamblea. Lo cierto es que se cansó, según rumores, del protagonismo de la contralora Luz Elena Arango Cardona, quien se roba el show en todos los escenarios.

-Federico Gutiérrez Zuluaga dijo que Medellín cambiará cuando las autoridades logren superar las dificultades derivadas por la extorsión, el hurto y otras formas de violencia ciudadana.

-La diputada conservadora Orfa Nelly Henao pidió la renuncia del presidente de la colectividad en el ámbito nacional, Omar Yepes Alzate. Al igual que la concejala, María Mercedes Mateus Larraona, considera que el directivo ha incidido para que los azules estén más divididos que nunca.

-Aunque supuestamente el secretario de Infraestructura de Antioquia, Mauricio Valencia, tiene líos con la justicia en materia de contratación, nosotros lo seguimos viendo en sus funciones y entregando balances en entes como la Asamblea.

La Crónica:

Las famosas que conocí

Si les digo que conocí a Shakira Isabel Mebarak Ripoll, Sofía Vergara y Jéssica de la Peña, cuando aún no eran famosas, probablemente pensarán que soy un embustero con ganas de protagonismo. Pero debo recalcar que sí tuve esa oportunidad.

Y aprovecho para aclarar una pregunta que me han hecho muchas veces en razón de la experiencia que adquirí como periodista en mis inicios en ciudades como Barranquilla y Montería: ¿Si soy costeño?

La respuesta es no. Soy miembro de una familia de padres y abuelos paisas. Los primeros de Medellín y los segundos de Envigado y Segovia.

Somos tres hermanos nacidos en Medellín, quienes debido a  oportunidades económicas y la época de violencia que había en  la ciudad a finales de los 80, nuestros padres decidieron llevarnos durante un tiempo a Barranquilla, donde el futuro era promisorio.

Fue así como estudié parte del bachillerato, y la carrera de comunicación social. Ese paso a regañadientes por la Costa en principio, se convirtió con el tiempo en una experiencia maravillosa para saber que la diversidad de nuestras regiones la deberíamos conocer todos los colombianos  a fin de ser más integrales.

Cuando tenía quince años recibí mi primer golpe de amor, si se puede decir, porque los adolescentes dimensionamos las cosas más de lo debido.

Conocí a Jéssica de la Peña, quien un día me invitó a una fiesta de colegio que había en el famoso hotel Róyal de la época. No sabía qué ropa ponerme. Era la primera vez que me invitaban a una fiesta en una ciudad que apenas empezaba a conocer.

Era viernes y mis padres me llevaron en un flamante Renault 4 verde a la reunión, sin que yo sospechara que esa bella jovencita que en principio me llenó de alegría con la invitación, terminaría por darme una dolorosa enseñanza de vida.

Entramos muy felices a la fiesta, pero resulta que el dueño del hotel, un adolescente de piel morena, llamado Aldo Cotes, y oriundo de la Guajira, comenzó a preguntar con insistencia por Jéssica. Se “enfletó” con ella, término utilizado en la Arenosa que hace referencia a flechado.

Esa noche lanzó toda su artillería. Una artillería que nunca se me olvidará: tenía plata y poder. Dos cosas que a muchas mujeres les encanta, y Jéssica cayó deslumbrada ante lo material. ¡Qué lástima! Ese día entendí que no bastaba con ser buena persona, para lograr conquistar el amor de algunas mujeres.

Ella tuvo un noviazgo fugaz con el guajiro, y más adelante estudió comunicación social y empezó a rodearse con Miguel Char, miembro de la famosa familia dueña de los almacenes, droguerías y emisoras Olímpica, a quien no le habían dado aún poder porque en la tradición árabe cuando hay hijos naturales de ciertas edades no reciben muchos beneficios.

Con él tuve la oportunidad de estudiar comunicación social. Cuando mencionaba su apellido los profesores no sabían dónde ponerlo. Extrañamente nunca perdió una materia, pese a que no era muy acucioso. Sobra decir por qué razón le iba tan bien.

Hoy en día artista de vallenato, de salsa, o de otros géneros que desee ser alguien en este país, debe contar prácticamente con la bendición de Miguelito Char. De ahí que el cantante Silvestre Dangond lo mencione tanto en sus canciones. Actualmente es el dueño y gerente de las emisoras Olímpica en todo el país.

Shakira, una magia…

Siempre que me quiero reír con mi familia, traemos a colación una frase que le dijo mi mamá María Cristina a Shakira Mebarak: “mire niña, usted con esa voz será famosa, no deje de insistir en su sueño de triunfo mijita…”

Según mi madre, ella fue la primera que descubrió su talento. Y lo dice con tanta convicción que en medio de la risa que nos produce el recuerdo, hasta puede que la “cuchita” tuviera una especie de premonición que se cumplió.

En esa época mi hermano Esteban había conocido a Shakira cuando estudiaba en el Colegio La Enseñanza. Era una niña menudita. Nada que ver con la mujer despampanante, quien con su movimiento de caderas paraliza los mundiales.

Fue el primer novio colegial. Recuerdo que yo acompañaba a mi hermano a marcar tarjeta a su casa. Lo mejor de la visita eran  los platillos que nos brindaban los padres de la artista en ciernes de origen árabe. Unas personas sencillas, espectaculares, quienes siempre apoyaron a su hija hasta que el presentador Hernán Orjuela un día la vio en Barranquilla y descubrió la estrella.

Su primer trabajo discográfico se llamó Magia, y mi hermano, además de ser el novio, bailaba en las coreografías de la cantante. Qué tiempos aquellos…

Puedo decir, sin temor a equivocarme, que Shakira no es la persona petulante que muchos creen. Tiene gran corazón y no se olvida de sus amigos. Hace algunos años, cuando llegó a Barranquilla de manera cautelosa para evitar el ruido de la prensa, saludó a mi hermano Esteban y preguntó por mí. Estoy seguro que ella sabe que los amigos de la adolescencia, son los verdaderos, quienes dimos la amistad sin interés.

Sofía Vergara, la chica Pepsi

Hasta este punto es muy probable, que ustedes estén pensando que de verdad tanta chicanería no cabe. Pero sigamos…

Sofía Vergara siempre ha sido bonita. Desde que estudiaba odontología en la Universidad Metropolitana, antes de grabar el comercial de  PEPSI, ya paraba el tráfico en las calles de Barranquilla.

Sin embargo, su vida no es que haya sido siempre exitosa. Mi hermano Esteban fue muy amigo de su hermano mayor Rafael Vergara, a quien le decían “Comegato”, por sus grandes ojos verdes, asesinado en extrañas circunstancias que hablan de presuntas retaliaciones  del narcotráfico. También conocimos a  su hermano Julio, a quien le dicen “Petete”, y desde hace algunos años está en una lucha de recuperación con las drogas. Se caracterizó en la adolescencia por ser gran corredor de motos.

Mi hermano Esteban era muy querido en la familia Vergara. Recuerdo una vez que el padre de la Toti le dio trabajo y le chocó la camioneta.  El señor no dijo nada, la cosa quedó así. Un hombre apasible.

Para esa época nadie imaginaba sobre el futuro que  le esperaba en los Estados Unidos a Sofía. La Toti era feliz con los chistes que le contaba Esteban y él chicaniaba con los amigos que era el hombre que la hacía reír.

De ella también puedo asegurar que es una gran persona, alegre y de gran corazón, que siempre se ha preocupado por la familia.

La verdad me alegra que le vaya bien.

Ellas fueron las famosas que conocí…les deseo lo mejor… @granciudad710

Publicidad
Publicidad

Medellín