in

Se fue Gorbachov, el hombre que desde Moscú tumbó el muro de Berlín

Gorbachov falleció hace pocas horas en un hospital de Moscú, a sus 91 años de edad

Gorbachov
Foto cortesía.

El 9 de noviembre de 1989, miles de personas congregadas a lo largo del muro de Berlín, el mismo que se había convertido en símbolo de la bipolaridad de poder entre Estados Unidos, Reino Unido y Francia, de un lado, y la Unión Soviética del otro, cayó literalmente a pedazos, marcando el inicio de la reunificación alemana. Terminaba así la oscura existencia de la la RDA o Alemania del Este, donde predominaba el poder, las normas y el direccionamiento emanado de la dirigencia del partido comunista enclavado en Moscú.

La caída del muro comenzó en realidad años antes, en 1985, cuando el Secretario General del Partido Comunista, Mijail Gorbachov, puso a andar la “Glasnost” primero, y la “Perestroika” después.

La “Glasnot” fue una política de transparencia, de regreso a los derechos civiles de los ciudadanos, entre ellos la libre movilidad; la información libre y crítica, etc. La “Perestroika “condujo a una serie de reformas económicas internas y externas que pretendían poner en el ecosistema económico mundial a la economía soviética. Todo eso estaba pasando cuando aquel 9 de noviembre de 1989 los ciudadanos de la Alemania del Este cristalizaron sus derechos por encima de las represiones impuestas por el régimen comunista. En conclusión, sin Gorbachov no habría sido posible la caída del muro de Berlín.

Lea también
El ultraconservador López Aliaga roza el triunfo en Lima, con 97,5 % escrutado

Gorbachov falleció hace pocas horas en un hospital de Moscú, a sus 91 años de edad. Además de ser el causante indirecto del derribo de esa vergüenza instalada a través del corazón de Berlín, Gorbachov se lleva puesto un premio nobel de paz y la desintegración de un imperio, reflejada en la caída del llamado “Bloque del Este “en 1991. Gorbachov acabó con la “Guerra fría” pero muchos de sus compatriotas no le perdonaron la desaparición de la Unión Soviética.

Esos críticos, fieles creyentes y seguidores de la ortodoxia comunista lo culpaban de dar al traste con la configuración del Estado modelo de la Unión soviética. Con sus reformas, todo el establecimiento comenzó caer como castillo de naipes, con el consecuente deterioro social en todos los territorios que giraban alrededor de Moscú. Gorbachov terminó aislado, desprovisto de poder y olvidado como líder. Viajó por el mundo dictando conferencias y abogando por la desnuclearización de la política mundial.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias