Se cayó la ley de financiamiento y deja un sinfín de dudas: ¿Qué pasará? y ¿eso qué significa?, lo que más se preguntan

Foto: procuraduria.gov.co.

Luego de que la Corte Constitucional tumbó la ley de financiamiento, promovida por el Gobierno Nacional, muchos colombianos no saben qué pasará de acá en adelante, y muchos especulan en si es o no positiva la decisión tomada, pues este pronunciamiento dejó un sinfín de dudas.

Lo primero que hay que saber es que dicha ley fue demandada en al menos 24 ocasiones ante el organismo judicial, pues quienes presentaron la querella comentaban que su trámite en el congreso se hizo con errores, lo que la convirtió en inconstitucional.

La Corte Constitucional aceptó esa idea, y con una votación de 6-3, los magistrados decidieron tumbarla, sin embargo, eso no quiere decir que dejará de regir. Esta medida regirá a partir del 1 de enero de 2020, por lo que este fin de año seguirá surtiendo efecto la ley. Además, tampoco se tendrá que eliminar por completo, pues el estado tiene la opción de presentar modificaciones a los puntos que consideró la Corte que debían removerse y así podría seguir en marcha dicha ley.

Eso sí, el Ministerio de Hacienda tiene la titánica tarea de desarrollar en tiempo récord estos cambios, para que el Congreso lo debata y lo apruebe antes del 31 de diciembre de este año, pues de no hacerlo, el país tendrá que regirse por la anterior ley de financiamiento que existía en el gobierno de Juan Manuel Santos.

Ahora bien, en cuestión de si es buena o no la decisión, Fedesarrollo indicó que esto es algo negativo en cuanto a las expectativas que tenía el país en cuanto a inversión, pues planta un precedente y generaría desconfianza en dicho sector, y por ende, ingresará menos dinero al país, lo que puede reducir el Producto Interno Bruto-PIB- del país en 2020, pasando de 3,5% a uno de 2,7%, lo que podría poner en riesgo el sostenimiento fiscal de la nación.

Algunas de las medidas que se habían tomado con esa ley es que por ejemplo se les quitó el tratamiento preferencial a las cervezas y gaseosas y pasaron a tener un IVA del 19%. por su parte, quienes no habían declarado bienes, podían ponerse al día pagando únicamente el 13% sobre el monto de sus activos, con el fin de ponerse al día. Todo esto podría seguir rigiendo en 2020 si el Gobierno se «pone las pilas» y crea rápidamente los cambios necesarios para que su ley de financiamiento no desaparezca.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram