Síguenos

Opinión

Santos acorralado y solo

Publicado

el

sabastian moreno

sabastian moreno

Los resultados políticos, económicos y sociales empiezan a pasarle la factura al hombre que se robo del plebiscito el pasado 2 de octubre, El Presidente Santos creyó que él podía seguir engañando a los Colombianos con falsas promesas y mentir todo el tiempo en el exterior acerca de la paz en Colombia.

La visita de Santos a Washington la semana pasada dejo claro como pretendía mentir nuevamente a los Colombianos con la complicidad de muchos medios nacionales al informar a la opinión pública que el Presidente Trump respaldaba el proceso de paz con la FARC, y no fue así, nada más alejado de la realidad, al revisar en diferentes medios encontramos la traducción exacta de las palabras de Donald Trump, donde encontramos que en ningún momento menciono el proceso de paz.

Según la revista Dinero las palabras de Trump fueron “Y quisiera felicitarlo por el Nobel de Paz. Es un gran logro. Muchas gracias.” Completamente diferente a la información que nos dieron gran parte de los medios de comunicación nacionales, arrodillados a los contratos de Santos, mencionaron cosas como estas: no hay duda sobre el respaldo de Trump al proceso de paz, tras decirle a su invitado que “ha hecho una maravillosa labor”. Completamente falsa la traducción que hacen acerca de las palabras del Presidente de Estados Unidos y para confirmar la falta de apoyo de Trump, la Casa Blanca informo el recorte de presupuesto económico al proceso de paz de 140 millones de dólares, al reducir de 391miilones de dólares para el 2017 a 251 millones para el año 2018. Este es el verdadero resultado de la visita de Santos a Washington.

A nivel nacional los resultados económicos de Santos son desastrosos, la economía Colombiana creció solo el 1.1% en el primer trimestre llegando al nivel más bajo de crecimiento desde el primer trimestre de 2009, en plena recesión económica mundial, todo como resultado de la falta de confianza para la inversión y la catastrófica reforma tributaria que redujo dramáticamente el consumo, y con la que pretendía compensar el despilfarro de dinero de su gobierno en los diálogos de la Habana y la impresionante corrupción para mantener la mermelada a sus aliados políticos de la unidad nacional.

La rama judicial, que por medio de las altas cortes fueron sus aliados para el robo descarado de los resultados del plebiscito y la implementación de los acuerdos, comenzaron a darle la espalda, al llegar dos nuevos Magistrados , uno de ellos el Magistrado Carlos Bernal, ternado por el Presidente, llego a la corte constitucional mostrando independencia y afirmo que los proyectos que se radicarían por el mecanismo de Fast Track, para la implementación de los acuerdos, se tendrían que votar artículo por artículo, no el proyecto en bloque, de lo contrario se suplantaría la Constitución al no darse el respectivo debate en el Congreso. Este nuevo sentencia de la Corte es un golpe contundente a la columna vertebral de la implantación de los acuerdos que es el Fast Track, incrementado los tiempos para aprobar los proyectos, que es precisamente lo que ya no tiene Santos.

Y para rematar su momento de soledad, Santos culpa a los medios de comunicación de ser los culpables de los pésimos resultados de la economía, que según él, las malas noticias son las que llevaron a los terribles resultados.
Todo esto sucede cuando una nación no tiene un verdadero líder, y lo que tiene es un mentiroso y traidor a la democracia, que creía que todo lo podía resolver comprando las conciencias, ahora vamos a ver que hará en su soledad, de salida y sin dinero para comprar mas conciencias.

Publicidad
Publicidad

Medellín