Síguenos

Opinión

¡S.O.S. por EL POBLADO: fallas estructurales! Por: Nelson Hurtado O.

Publicado

el

Nelson Hurtado O.4

DESTACABLE: la civilidad, la entereza, la reciedumbre, la honradez de todos nuestros prójimos, habitantes de “SPACE”. La gestión de CDO. La magnífica gestión HUMANO-ADMINISTRATIVA de la Alcaldesa Claudia Restrepo, ponderada, clara, diáfana (mucho más que transparente), efectiva, eficiente y eficaz, en la garantía de los derechos, antes que en la cosecha de réditos políticos. La solidaridad de las personas buenas de Medellín, de empresas como GEF, almacenes Éxito, etc. La abnegada entrega de los cuerpos de socorro y de rescatistas; la gestión humanitaria de la Personería de Medellín, a través de los abogados y abogadas de la UPDH. DETESTABLE: que alguna empresa haya cobrado por algún salón donde se reunieron inicialmente  los damnificados.

Nelson Hurtado O

Nelson Hurtado O

¡S.O.S. por EL POBLADO! Y que ojalá no sea en vano.

Es desgraciado que tengan que ocurrir tragedias como la de “SPACE”, la misma que se suma a las de “Media luna”, “Villatina”, “La Gabriela”, en la ciudad de Medellín, para que afloren, momentáneamente, la solidaridad y la compunción de la comunidad.

En relación con lo sucedido en “SPACE” y en “CONTINENTAL TOWERS”, los “técnicos y expertos” ya han concluido que el nexo causal fáctico, son las fallas, las falencias, los errores en el diseño estructural. Simple. Todo explicado desde la física, en términos de masas, fuerzas, resistencias, vientos, etc., todo mundo contento, tranquilo…pues la caza del culpable, es inminente!

Hoy, todos se rasgan las vestiduras: funcionarios, exfuncionarios, técnicos, expertos planeadores, diseñadores de la “ciudad que queremos”, todos fabricantes de pompas de jabón.

Pero, el asunto no termina ahí,  en establecer que fueron “fallas estructurales”, como meros  y malos cálculos ingenieriles, pues unidas a ellas y ex ante, se hallan las FALLAS ESTRUCTURALES, propias de una ciudad desapropiada de su comunidad y carente de coherencia, reemplazadas en su orden por los colectivos y la cohesión social, la concertación, la mercantilización de lo público.

En el año 2008, en el concejo de Medellín, de viva voz de varios concejales, se oyeron consignas, más como una declaración de guerra contra la comuna 14 de Medellín o El Poblado, con las cuales esos corporados pretendían justificar la ejecución del llamado plan vial El Poblado por valorización.

El “gancho doble”, como si se tratara de una entrada a la función de un circo pobre, no ha sido nada distinto a: 1. Promover dicho plan vial como la SOLUCIÓN a la congestión vial en El Poblado (muchos creen que podrán rodar en carro a velocidades de más de 30 k/h) y 2. Hacer creer que la ejecución de dicho plan vial, conlleva la valorización de los miles de apartamentos ya construidos y habitados.

Integrados en un equipo multidisciplinario: ingenieros, arquitectos, economistas, escritores, columnistas, ecologistas, abogados, desde hace ya más de 7 años, hemos venido lanzando diversos S.O.S. por EL POBLADO, como un biotopo, de especial  significación para la ciudad de Medellín y para el sur del valle de Aburrá.

Como lo hemos dicho, desgraciadamente ha tenido que suceder la tragedia de “SPACE” y ahora lo de “CONTINENTAL TOWERS”, para que se descorra el velo y las personas que habitan en El Poblado, empiecen a encontrar luces, de toda esta compleja trama, a entender y comprender, porqué cuando no son las retroexcavadoras  las que generan procesos de “gentrificación”, son las tragedias.

Lo hemos dicho y lo repetimos: se nos caen los dientes “afirmando” que somos propietarios de vivienda en El Poblado y nada es más estúpido que eso; somos propietarios para pagar impuesto predial, subsidios a los servicios públicos; propietarios, de propiedades permanentemente amenazadas, por la acción misma del Estado, cuando decide prender los motores de las retroexcavadoras.

Tengo noticia sin confirmar, que “SPACE” se construyó sobre una corriente natural de agua o que al menos no se respetaron los retiros que se establecen en principio en el Decreto 2811 de 1974 y otras normas posteriores, en armonía con los artículos 79, 80, 82, 58 de la Constitución.

Advertimos a tiempo, antes de la adjudicación del contrato para la construcción del puente de la 4 sur, sobre la improvisación de su planeación, su ineficiencia, su sobredimensionamiento, su inutilidad, sus fallas en sus diseños, los cuellos de botella que se irían a formar y dicho y hecho, todo mundo sabe que la plataforma del puente de la 4 sur, ya sirve de tarima para grabar videos comerciales, pista de patinaje, de piques de moto y que ha llevado a la administración municipal a considerar la construcción de un nuevo puente sobre la avenida El Poblado, obra jamás prevista, ni planeada, que viene a ser como decía mi abuela “un parche puesto, donde no es el dolor”, dizque para darle funcionalidad al puente de la 4 sur.

Lo de “SPACE” y “CONTINENTAL TOWERS”, son significativos importantes de esas otras fallas estructurales, que muestran ya no fisuras, sino enormes grietas, pero en la comunidad. En el 2008, como puede leerlo cualquier ciudadano en las actas del concejo, varios concejales defendieron el plan vial El Poblado, por valorización, con argumentos como los que cito textualmente:“Usted sabe los hijos de los ricos de EL Poblado dónde estudian, no es una universidad siquiera de Colombia, doctor Ballesteros, vaya pregunte y verá que están en Harvard, nosotros no podemos ayudarle a ellos;…”, Quien va a defender a los ricos de la ciudad es el Polo. Porque…está en contra de la Valorización en los estratos 1, 2 y 3 de entrada”, “Segundo, en el POT, Camacol, a quienes respeto y aprecio mucho y la Lonja, se vinieron a decir acá que íbamos a acabar con la construcción en El Poblado”, “…burlaron el POT los constructores en El Poblado, los dueños de la tierra en El Poblado.”, “Nosotros fijamos unas menores densidades para construir en El Poblado”.

De nada han servido, reuniones con la comunidad, conferencias en distintos foros, incluido el de la SAI; de nada ha servido que con un esfuerzo inimaginable hayamos tenido que publicar dos ediciones del periódico “El Poblado de Medellín”, donde se demuestran las ostensibles violaciones a la Constitución, a la ley y los mismos acuerdos, por parte de la Alcaldía de Medellín y del Concejo; de nada han servido las acciones instauradas ante Jueces y Tribunales y a pesar de las ostensibles y protuberantes violaciones al ordenamiento jurídico y en contra de los ciudadanos administrados que habitan en El Poblado.

Pueda ser que ahora, las tragedias de “SPACE” y “CONTINENTAL TOWERS”, permitan que las PERSONAS que habitan en El Poblado, abran los ojos y las entendederas y sobre todo, que abran los corazones, dispuestos a la solidaridad por el bien común y especialmente para que comprendan que el proyectado plan vial por valorización en El Poblado, no es nada distinto a construir y mejorar la infraestructura vial, a que está obligado el municipio, para poder satisfacer las demandas ya presentes, por causa de una mayor densificación en la habitación del suelo en El Poblado, es decir, por la potísima razón de que cada día son más las personas que habitan esta comuna; como tal, la infraestructura vial, solo beneficia a propietarios y constructores de nuevos proyectos habitacionales y comerciales en El Poblado, pues la dotación de infraestructuras es factor de especulación que tiende a que se incremente el costo o “precio” del metro cuadrado, en construcción nueva (valorización), no así en viejas construcciones. Pocos se han dado cuenta, que esas infraestructuras, cumplen dos objetivos: 1. Hacer posible la construcción en suelo urbano, nunca antes construido y la construcción en suelo urbano resultante de demoliciones, de construcciones nuevas cuyo “precio” por metro cuadrado, será entonces más alto y 2. Mientras dichas infraestructuras viales benefician a propietarios y constructores de los nuevos proyectos constructivos, el Municipio de Medellín, trabaja con la plata del Míster, es decir con la que pretende recaudar por valorización de todos los habitantes de El Poblado, quienes al contrario sufren desvalorización de sus viviendas, porque: el plan vial, no soluciona la congestión vial, pues El Poblado aumentará el número de habitantes y por ende será mayor cada día la población vehicular propia, más la de tránsito externo o de paso, habrá más contaminación por material particulado, por calor, visual y por ruido, que deterioran la calidad del medioambiente, la salud y la calidad de vida, como lo hemos sustentado debidamente con estudios de la comunidad científica y especialmente del mismo Municipio de Medellín, al punto que el mismo Secretario de Obras Públicas de Medellín, sostuvo ante el concejo que: “La Administración en una inversión histórica que superará los $550.000 millones de pesos en proyectos viales, no resolverá el problema vial.”

Desde esta perspectiva y con todo el respeto que me merece, he se señalar que en lo que toca con los problemas que aquejan a El Poblado, los debates y afirmaciones que hace el concejal Guerra Hoyos, más son asuntos ya de corte personal, que asuntos mediados por el “interés público o bien común o interés general o utilidad pública o interés social” desde sus denotaciones constitucionales, jurisprudenciales y doctrinales, pues como lo hemos demostrado, desde el 2008, el concejo de Medellín y la alcaldía, tratan de ejecutar un plan vial, ilegítimo, violador de la Constitución, ilegal e incluso violador de varios acuerdos del concejo. Para entonces el Dr. Guerra era concejal y no encuentro en las actas sus intervenciones críticas, ni su oposición al ilegal plan vial.

Evidentemente “SPACE” y “CONTINENTAL TOWERS”, no son solo responsabilidad de sus ejecutores privados; si hay algo claro es que en materia de derecho urbano, desde la Constitución y la ley, el Estado tiene la obligación de garantizar la buena fe, la confianza legítima y la seguridad jurídica, en todas sus actuaciones y a favor de sus administrados. La ley 388, el POT y los Planes de Desarrollo, son mucho más que “derroteros técnicos”, económicos y financieros, son parte del DERECHO A LA CIUDAD.

CODA. ¿Por qué el Concejo de Medellín, nunca ha hecho siquiera “control político” a la expropiación administrativa, que de ser la excepción, pasó a ser la regla general, en manos de la EDU? (Necesitaría mínimo 4 horas para el debate, no los 5, ni los 20 minutos de la “participación democrática ciudadana” que “garantiza” el Concejo). @abogadohurtado

Publicidad