La revocatoria es la campaña del uribismo para 2022

En la carrera por recuperar el caudal electoral, territorio y credibilidad que ha perdido el uribismo en su bastión natural que es Antioquia cuna del movimiento, tratarán de recuperar todo lo que habían ganado y hoy se ha ido a pique, donde en las últimas elecciones regionales, tuvo dos grandes pérdidas, quizá las que más los ha sepultado, pues su forma de hacer política sin escrúpulos le ha dado un panorama oscuro de como serán los resultados para el uribismo. Por lo tanto, Antioquia se cansó de las mentiras, personajes que posan como faros de moral a quienes les han destapado todo tipo de actos de corrupción y formas de hacer política desleal.

Con la trillada costumbre de acuñar mensajes tales como: «están destruyendo la ciudad», «medellín no es lo que era antes», «la ciudad está en manos de la izquierda» y muchas otras más, la revocatoria que se propone contra Daniel Quintero carece de argumentos base para que se lleve a cabo, pues sus promotores acuden al sentimiento comparativo para poder promoverla con descaro, para embaucar a la gente y desdibujar una imagen de alguien que contra todo pronóstico, ha desarrollado un plan de gobierno propuesto en campaña, ha destapado las ollas podridas del uribismo y ha sido el frente antiuribista en Medellín.

Y es el mismo uribismo quién está detrás de este proceso de revocatoria, pues ya se destaparon sus fichas que la apoyan desde el congreso y se le suman los grandes perdedores de 2019 en Medellín y Antioquia, pues es la plaza más importante que puede poner o quitar presidentes.

Lea también
Qui bono

Así entonces, el panorama político del país, se ve envuelto en una batalla campal que afecta a antioquia y al país, que desde ya se suman como ganadores para recuperar la democracia, algo que sin duda, está muy alejado de la realidad, porque el irrespeto que tienen por la sociedad los lleva a ser jueces, propiciar entornos hostiles para apartar del camino todo lo que les pueda derrumbar el poder que ostentaban tener.

Me di la tarea de preguntarle a algunos amigos uribistas el porqué querían revocar a Quintero y cuáles serían los argumentos, gran sorpresa la que me he llevado es ninguno supo hablar del plan de gobierno y su cumplimiento, ninguno supo lo que está haciendo la administración, la mayoría coinciden en que hay un descontento ciudadano y por eso no les gusta Quintero. Siempre con argumentos sentimentales light más que argumentos sólidos basados en una administración ciudadana.

La revocatoria es vista como un acto de egoísmo de los perdedores en las pasadas elecciones de alcaldía y gobernación, con la que van a someter a Medellín a un desgaste innecesario, harán perder al Estado alrededor de 20.000 millones de pesos que se pueden usar en cubrir otras necesidades que enfrenta la ciudad por los efectos de la covid-19.

Lea también
El canal oficial en un gobierno de Petro

Todo Medellín sabe que los líderes de los comités revocatorios del Alcalde Quintero son uribistas consagrados, muchos de ellos fueron quienes perdieron la Alcaldía en el 2019. Ahí no hay ningún secreto.

Una revocatoria contra un alcalde que demuestra su cumplimiento del plan de desarrollo con el 55% en casi 18 meses de mandato, no puede tener futuro; todos nosotros como contribuyentes veremos este despilfarro como un berrinche de los malos perdedores, veremos como nuestros impuestos son tirados a la basura solo por un deseo personal de unos cuantos, y esto sepultará aún más al uribismo con su sed insaciable de retomar el poder.

Así entonces, la pelea que montó el uribismo contra Quintero refleja una disputa más grande de la derecha por asegurar su bastión electoral, muchos de los uribistas ven la revocatoria en Medellín como lo que puede suceder en Colombia en el 2022. Esto sería un gran fracaso para la democracia colombiana, que en tan poco tiempo ha logrado abrirle paso a la nueva política progresista, informada y dejando atrás a la politiquería tradicional que siempre ha tenido el país secuestrado en las manos de los mismos.

A casi un año de las elecciones presidenciales, en una ciudad clave como es Medellín para el uribismo, la revocatoria se perfila como un tema que definirá rumbos y consecuencias de un cambio o de volver a la mal llamada seguridad democrática.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram