Renunció al cargo como director de Medicina Legal por un ‘error’ en caso de Jorge Pizano

Carlos Eduardo Valdés, director de Medicina Legal
Carlos Eduardo Valdés. Foto: Archivo/Cortesía

Carlos Eduardo Valdés, médico forense quien se desempeñaba desde hace 7 años como director del Instituto de Medicina Legal renunció después de aceptar que cometió un ‘error’ en el veredicto de la causa de muerte del ingeniero Jorge Pizano, quien era testigo en caso de Odebrecht.

Este 20 de diciembre Carlos Eduardo Valdés expresó que se había equivocado en decir que la sangre encontrada en la toalla era del ingeniero Pizano y que no había cianuro en su rostro.

“He presentado mi renuncia el día de hoy, porque mi trabajo de ocho años en el instituto no tiene por qué verse manchado. A Colombia le entregó un Instituto con alta calidad científica, con unos peritos honestos, es el director el que cometió el error”, anunció Valdés.

Después de que el laboratorio de Biología Forense de Medicina Legal diera a conocer que la sangre encontrada en la toalla era negativa de sangre humana Valdés dio a conocer su renuncia.

“Soy el único responsable de haber informado a la opinión pública que la mancha de ese informe era una mancha de sangre humana. Soy el único responsable”, expresó el exdirector del Instituto de Medicina Legal.