in

La reapertura de la frontera con Venezuela una oportunidad también para Antioquia

Por: Alejandro Toro

Alejandro Toro 1200 x 720

Este 26 de septiembre es una fecha muy importante, pues después de siete años del cierre de la frontera y cuatro del rompimiento de las relaciones diplomáticas con Venezuela, se abre de nuevo la frontera, como se manifestó en campaña, y es una medida que pasa también por el reconocimiento de los derechos humanos a ambos lados de la frontera como una muestra más de la construcción del cambio elegido el 19 de junio.

El cierre de la frontera dejó indicadores sociales críticos y significó el aumento de la pobreza absoluta y monetaria, además de la caída del ingreso per cápita y el aumento de la informalidad. Con la apertura, y según datos de la Cámara de Comercio Colombo Venezolana (CCV), si se abre la frontera al comercio binacional, el intercambio legal podría estar en el orden de 1.700 a 2.000 millones de dólares, uno de los más altos de los países andinos e inclusive, entre las naciones latinoamericanas.

Lea también  A propósito de la incidentalidad

En días pasados, el embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti, anunció que llegaría a Colombia un buque con más de 16 mil toneladas de urea (insumo fundamental para los campesinos), a 600 dólares la tonelada, con un ahorro de 100 dólares por tonelada y que constituye el primer paso para que las naciones hermanas generen un desarrollo paralelo.

Se estima también la reanudación de vuelos directos entre Bogotá y Caracas a través de cinco aerolíneas: tres colombianas y dos venezolanas. La conexión aérea entre ambos países fue suspendida en 2017 y este 26 de septiembre, la Aerolínea Venezolana Turpial Airlines ya tiene autorización de Aero Civil para aterrizar en nuestro país.

Para Antioquia es además una oportunidad estratégica para seguir exportando sus productos y su industria del conocimiento; a nivel agropecuario la región es fuerte en productos como el café y el banano, también hay una gran fortaleza en el sector textil e indudablemente el Valle del Software es una apuesta visionaria que se puede consolidar y expandir a gran escala con el restablecimiento de las relaciones comerciales y diplomáticas con Venezuela, y que impactaría positivamente los ingresos y la calidad de vida de nuestro departamento.

Lea también  A propósito de la incidentalidad

La apertura de la frontera y la reanudación de las relaciones comerciales, significa sin duda alguna la dinamización de la economía, la dignificación humana y la oportunidad de construir nuevas bases para potenciar la región, como en otras ocasiones lo ha dicho el presidente Gustavo Petro; y como Coordinador de la Comisión Accidental de Seguimiento al Restablecimiento de Relaciones Diplomáticas y Comerciales entre la República de Colombia y la República Bolivariana de Venezuela, me comprometo a ser un garante y gestor para que se continúen realizando acciones de cara al fortalecimiento de ambas naciones.

Seguiremos trabajando por construir un país con mayor justicia social, con equidad y pensado para todas y todos, ese es #ElCambioQueSoñamos.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias