in

¿Quintero tenía razón?

Santiago Preciado Los del Sur 768 384

El día viernes el EPM firmó un contrato de acuerdo de transacción definitivo con la aseguradora Mapfre para el pago de unos recursos que estaban perdidos por la mala gestión en la obra de Hidroituango. Esto enmarcado en el contexto del conocido fallo de la Contraloría General de la República. Diversas voces se han pronunciado al respecto, pues a pesar de ser una obra en el departamento de Antioquia, su importancia es de carácter nacional. Estas voces también se han expresado tanto a favor como en contra de Daniel Quintero por su papel en la defensa de EPM. La pregunta crucial es: ¿Quintero tenía la razón?

Por los hechos que han venido ocurriendo yo digo que sí. Quintero no solo ha venido liderando un proceso contra los responsables de la crisis de Hidroituango, también ha venido construyendo un modelo de ciudad diferente al que tenía Medellín en gobiernos pasados. Un modelo de ciudad que escondía los grandes problemas estructurales de la ciudad (pobreza, violencia, desigualdad, corrupción, etc.) bajo calificativos o rótulos como “La ciudad más innovadora del mundo”, por solo poner un ejemplo. Este modelo de ciudad fue defendido por un expresidente y un actual candidato a la presidencia que también es exalcalde, y que hoy vociferan contra los avances del gobierno Quintero.

Para nadie es un secreto que esa fue la bandera de campaña del alcalde, la construcción de una Medellín con futuro. Y a pesar de todos los ataques que ha recibido, los hechos y la verdad lo han acompañado. Eso fue demostrado en parte por el reciente fallo de la Contraloría.

Lea también
¿Tenemos una justicia de payasos?

La firma del contrato de acuerdo de transacción de pago del siniestro en Hidroituango se llevó a cabo en la sede de la Contraloría General en Bogotá. Allí estuvo Jorge Andrés Carrillo, gerente general de EPM y Pablo Andrés Jackson, CEO de Seguros Mapfre para Colombia, con la presencia de Iván Duque Márquez, presidente de Colombia y Carlos Felipe Córdoba, Contralor General de la República. Esta firma demostró que:

1) Hay un castigo a políticos y contratistas que tomaron decisiones que hicieron que EPM perdiera 9,9 billones de pesos, como ha reiterado Quintero.

2) Con este primer fallo EPM y los medellinenses recuperamos 4.3 billones de pesos. Eso es tanta plata que con eso se podría construir otro metro de la 80, por poner un ejemplo.

3) En Hidroituango hubo unos errores de políticos y contratistas, no un accidente como han querido posicionar algunos con ciertas narrativas.

4) Tenemos un alcalde que va a luchar por la defensa del patrimonio público. Además, tenemos un excelente equipo en EPM.

5) Hay una victoria histórica pues el fallo significa la recuperación de recursos públicos más grande en Colombia.
Es importante mencionar que jamás EPM había recuperado recursos por las pérdidas en otros proyectos como Bonyic, Orbitel, Porce 3, TICSA, Aguas de Antofagasta y tantos otros. Ese es otro acierto en la alcaldía de Quintero.
Ahora bien, tiene razón el alcalde en insistir por el pago de otros seguros, como el de Sura por la implicación de exdirectivos en el fallo fiscal, y los deducibles y sobrecostos por parte de los contratistas; además de los cinco billones de pesos que reclama desde agosto de 2020.

Lea también
Quiero continuar

Tiene razón también Quintero en seguir insistiendo en que los ciudadanos no paguemos nada de estos errores. Los sobrecostos no pueden recaer en las espaldas de los medellinenses.

Por último, mencionar que también tiene razón la concejal Paulina Aguinaga en una intervención que hizo en el recinto cuando afirmó que los seguros solo van a pagar una parte, y que hay mucho dinero que no van reconocer los seguros y que el informe de la Contraloría se quedó corto frente al impacto financiero que tiene la contingencia en Hidroituango.

Es fácil escoger en qué lado ubicarse en esta disputa. En contra del alcalde está la política tradicional, los contratistas, sus aliados y, claro está, la clase política que ha gobernado Antioquia y Colombia con resultados nefastos para la mayoría de la gente. Para las personas de todo el país Quintero está dando una lucha por una mejor gestión en EPM. Y definitivamente para los colombianos él tiene la razón.