Quien afirma que una nave extraterrestre se acerca al planeta, habló para la radio

Impresión artística del primer asteroide interestelar (M. Kornmesser / ESO)
Impresión artística del primer asteroide interestelar (M. Kornmesser / ESO)

Según reveló Blu Radio, para el profesor Avi Loeb, quien es jefe del departamento de Astronomía de la Universidad de Harvard, una nave extraterrestre estaría volando por la órbita de Júpiter, despertando preocupación entre la comunidad científica.

Durante una entrevista que ofreció el profesor a la emisora radial citada, el investigador afirmó que cree que hace un año y medio, vieron por vez primera que un objeto venía desde fuera del sistema solar, un objeto que no presenta las características ni de un astro o planeta.

Agregó también que por esto, él cree que podría ser un OVNI que lleva vida extraterrestre.

Afirmó que ‘Oumuamua’, este objeto, es diferente a otros que nacieron dentro del sistema solar y que ha sido posible verlo por el reflejo de la luz.

Este es un objeto visto cerca de la Tierra. Hay muchos asteroides, pero ellos venían del sistema solar. Este es el primero que se sabe que viene del sistema solar”, agregó.

‘Oumuamua’, fue visto por primera vez en octubre de 2017 por Robert Werylk cuando atravesaba el Sistema Solar a unos 30.000.000 de kilómetros de la Tierra.

Pero, la comunidad científica se fue en contra del astrónomo por sus teorías.  “Oumuamua no es una nave alienígena, y esa sola sugerencia es un insulto para la investigación científica honesta”, dijo el astrofísico Paul Sutter tras la entrevista de Loeb.

Por su parte, la astrofísica Ketie Mack también dijo que “a veces la gente escribe un artículo sobre algo que no cree que sea cierto con el mero propósito de figurar”.

A pesar “del palo” que ha recibido, Loeb se muestra tranquilo frente a las críticas y afirma que no cambiará de opinión mientras no se demuestre que él está equivocado.

“Mucha gente esperaba que una vez que hubiera toda esta publicidad, me echaría atrás. Si alguien me muestra pruebas de lo contrario, inmediatamente retrocederé (…) Lo peor que me puede pasar es que me liberen de mis tareas administrativas, y eso me daría aún más tiempo para concentrarme en la ciencia”, afirmó al Washington Post.



Mascotas perdidas y en adopción