in

La pobre publicidad de Paola Holguín

Por: Juan Camilo Ortega

Juan Camilo Ortega 1200x720 1 1

Al estilo de los años 90´s, Paola Holguín en su carrera política y desespero por haber perdido los contratos con la alcaldía sobre espacio público, y con el afán de atacar el freno a la corrupción que se había enquistado en las administraciones pasadas en Medellín, ha salido con su grupo político Los Paolos a instalar vallas y pasacalles al estilo de los años 90´s, sin una identidad propia y ningún argumento político, con el objetivo de aspirar al senado de la república junto con su fórmula a la Cámara de Representantes Juan Espinal.

La hija de Frank Holguín, el testaferro del capo Pablo Escobar Gaviria en Medellín, hoy ha adquirido visibilidad política gracias a un linaje que se apalancó con el gobierno uribista y que, tal como se evidencia, le hacía apología a la guerra, los asesinatos y desapariciones por parte del estado que hoy, que aún tiene deuda con muchas madres a quienes les desaparecieron sus hijos haciéndolos pasar por falsos positivos.

Pero más allá de su linaje y cercanías con el uribismo, los paisas hemos visto publicidad en algunos lugares de Medellín que atacan al Alcalde Quintero con la única revocatoria de Colombia plagada de corrupción e intereses oscuros, buscando un fin político, aspirar a una curul en el senado, pero para una persona que ha tenido trayectoria y sombra política como la de uribe, hacer una publicidad de este tipo, atacando al alcalde Quintero, demuestra que es la peor publicidad que se ha visto en la ciudad, esto ha llevado a que sus vallas y pasacalles sean vandalizados (hechos que no comparto bajo ninguna circunstancia).

Lea también
Equivóquense que yo respondo: David González

Pero lo peor del caso, es que todos los paisas saben que esa candidatura de Holguín carece de argumentos políticos y nadie conoce si tiene una propuesta de desarrollo para el país, de modo que pueda brindarle a sus posibles exvotantes que ahora se han ido del uribismo, a querer votar a conciencia y con argumento por otros partidos políticos que desde la academia y la coherencia social, han presentado argumentos absolutamente válidos para tener un mejor país, quitándole poder a las bandas criminales que desde el gobierno se han hecho al poder.

Lea también
El barril sin fondo del FEPC

Lo que tal vez la aspirante al senado de la república no comprende, es que, en Medellín que fue en algún momento el fortín político del expresidente uribe, la gente hoy ya no le cree porque está más informada, conoce de primera mano la estrategia del uribismo y sus tentáculos para mentir, sus alcances de enlodar a quien quiere y mostrarse como salvadores del desastre que ellos mismos crean permanentemente.

En esta época electoral, los candidatos enfilan sus armas más sucias para atacar a quienes creen que les pueden dar votos, así adquieren fuerza y manipulación, porque para ellos manipular a los poco informados, es la mejor opción de conseguir un voto, aparte del dinero que presuntamente destinarán para comprar conciencias y votar.
Recuerden que un bulto de cemento, no cambia un país, lo deja en la misma corrupción que nos vendieron como la mejor opción.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias