'Salud y Más...'

Plantas ornamentales tóxicas

Por: Sara Margarita Lastra Bello

Las plantas ornamentales, se cultivan y comercializan con propósitos decorativos como planta de interior o para flor cortada. Sus características estéticas, las hacen propicias para el paisajismo de los ambientes internos en los recintos.

Muchas de ellas pueden contener sustancias tóxicas, las cuales hacen vulnerables especialmente a niños y mascotas de presentar intoxicaciones accidentales al ingerirlas o tocarlas.

Las estadísticas del 2014 del Poison Center de los Estados Unidos, mostraron que casi la mitad de las intoxicaciones en ese año se produjeron en niños menores de 6 años (48%), de las cuales; un 2.6% se debieron a exposiciones a plantas tóxicas, equivalentes a 27941 casos en esa población pediátrica.

En el Centro de Información y Estudio de Medicamentos y Tóxicos (CIEMTO) de la facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, durante sus primeros 24 meses de funcionamiento; 3 de cada 10 personas intoxicadas por plantas correspondieron a menores de 16 años.

Afortunadamente, la intoxicación grave de las plantas es poco frecuente en los niños, debido a que la cantidad de material vegetal necesario para ocasionar una intoxicación severa, es mayor de lo que un niño pequeño alcance a ingerir. Los casos de intoxicaciones graves o la muerte por ingestión de plantas, son generalmente el resultado de abuso intencionado o mal uso (1).

Estas plantas se han clasificado en 3 grupos de acuerdo a su potencial de ocasionar una intoxicación generalizada o no y de acuerdo al tipo de toxico presente en ellas.

Las del primer grupo producen síntomas generalizados que pueden llegar a ser muy graves, en este grupo se encuentran plantas que contiene glucósidos cianogénicos, glucósidos cardíacos, alcaloides tropánicos entre otros.
Ejemplos de estas plantas ornamentales que contienen estas sustancias son: Floripondio o Trompeta de Ángel, Tomate en sus hojas contienen [Alcaloides tropánicos], Laurel en flor, Adelfa, Hortensia [glucósidos cianogénicos].

Las del grupo 2, tienen cristales insolubles de oxalato de calcio que pueden generar quemaduras locales en la boca o piel al ser tocadas o pueden producir daño renal. En este grupo se encuentran plantas como la Difenbaquia o Dólar y Filodendro; hojas, tallos y raíces contienen el tóxico.

Las del grupo 3 contienen toxinas que producen síntomas irritativos gastrointestinales y dérmicos leves o moderados cuando son ingeridas o tocadas, en este grupo se hallan plantas tales como Agapanto y Aloe Vera.

Se recomienda conocer el potencial tóxico de alguna de estas plantas a través de las publicaciones de advertencia en las páginas web de los centros de información, para evitar accidentes en el hogar con niños, ancianos o mascotas; comprarlas en lugares autorizados y evitar tocarlas o ingerirlas de forma inadvertida.

Sin embargo, los centros de información para tóxicos pueden orientar a la comunidad no médica y médica, en las medidas pre hospitalarias y hospitalarias ante el contacto con una de estas plantas.

Referencias

1. Alsop, Judith A. . “Capítulo 130. plantas”. Envenenamiento y Drogas Sobredosis, 6e Ed. Kent R. Olson. Nueva York, Nueva York: McGraw-Hill, 2012, http://accessmedicine.mhmedical.com/content.aspx?bookid=391§ionid=42069944.

Md. MSc. Toxicología. Esp Adicciones