La Piedad

Por: Surany Arboleda Arias

Mucho se habla de partidos políticos y de candidaturas por estos días. Un tema que indiscutiblemente me apasiona. Mucha alegría sentí al saber que la exsenadora y excandidata presidencial, Piedad Córdoba, se postularía al Senado por la lista de Colombia Humana en el gran Pacto Histórico.

Lo mismo sucedería con Margarita Rosa de Francisco, otra mujer que ha demostrado una capacidad inigualable no solo de generar opinión mediante el arte y cada uno de los papeles que esta dramaturga a desarrollado o sus posturas tajantemente visibles en sus columnas. De decidirse ambas a aspirar al Senado serían mujeres on power en el Congreso de la República.

Me devuelvo un poco al tema de Piedad porque palo es lo que le han dado los diferentes medios de comunicación, pues muchos no entienden cómo entró a formar parte de la Colombia Humana, pese a sus diferencias con el candidato presidencial Gustavo Petro.

Lea también
Por la consolidación de una verdadera cultura de paz

El solo hecho de Córdoba estar en estas listas habla de la capacidad de esta gran mujer y de su liderazgo por sanar heridas del pasado y demostrar que su liderazgo va más allá de palabras acaloradas; que el país y los Colombianos requieren espacios de reconciliación que hoy Piedad Córdoba y Gustavo Petro posibilitan estos espacios trabajando en conjunto, como lograron hacerlo en su momento Álvaro Uribe y Fabio Valencia Cossio.

El país se merece lo mejor de los ciudadanos y lo que esta muy cuestionada aparente unión ha mostrado, para mí, es que es un ejemplo claro de lo que se debe hacer en Colombia: superar las diferencias en un ambiente tan polarizado. Cosa que no han podido superar Donald Trump y Barack Obama, Ernesto Samper y Andrés Pastrana, Rocío Arias y Álvaro Uribe, Luis Pérez y Sergio Fajardo, por último los recién y nuevos enemiguis el Alcalde de Medellín Daniel Quintero y Ex Presidente Álvaro Uribe respecto a estos dos últimos como en toda guerra, en la última batalla el daño colateral lo termino sufriendo un tercero.

Lea también
Verdad y Pasquines

A estos que aún no superan esos odios del reciente pasado los invito a tomar el camino de Piedad Córdoba y generar un espacio de diálogo y reconciliación mutua.

Bienvenida Piedad Córdoba nuevamente al ruedo del fascinante mundo de la política. Yo sí le aplaudo por demostrarles a sus contradictores que usted va más allá, además por ser una mujer que con orgullo siempre a defendido sus raíces afrodescendientes ya empezó a generar política como tiene que ser: con opinión y debate.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram