Síguenos

Opinión

Pequeños empresarios de Itaguí asfixiados con medidas administrativas

Publicado

el

Carlos Mario Martínez

El comercio y los servicios son sectores que dinamizan la economía itagüiseña, punto de partida para la creación de nuevas empresas unipersonales y familiares que contribuyen a la generación de empleo, sectores que participan activamente en la formalización de sus negocios y el municipio de Itagüí percibe de ellos ingresos en industria y comercio, y en la mayoría de los casos, un impuesto predial a una tarifa de predios comerciales. Ahora estos pequeños empresarios, asentados en territorio itagüiseño, le hacen un llamado a la administración municipal que los escuchen, ya que están viendo lesionados sus propios negocios a través de medidas adoptadas por la administración municipal de Itagüí, que van en contravía de la prosperidad de las pequeñas empresas.

Carlos Mario Martínez

Una de las medidas que reclaman los pequeños empresarios es el manejo abusivo de las grúas, operado, con plena autorización del alcalde, por una empresa privada que no le reporta un solo peso a las arcas del municipio y que de manera humillante personas humildes como: empleados, estudiantes y padres de familia se sienten perseguidos; estas personas tienen como único medio de transporte una moto, las cuales ya les da miedo acercarse a las diferentes centralidades del municipio de Itagüí, afectándose las ventas de un gran número de comerciantes. Es urgente revisar las medidas de la grúas que apoya la actual administración ya que el 95% del comercio itagüiseño no tiene parqueaderos.

El aumento de prohibidos parquear en calles solitarias cercanas a diferentes centralidades del municipio, que no afectan en los más mínimo la movilidad del territorio, es otra de las medidas que está afectando al pequeño empresario de Itagüí. Los comerciantes le hacen un llamado a la élite de la alcaldía de Itagüí, para que vuelvan a caminar la ciudad y se den cuenta de primera mano que el comercio se está viendo afectado por esta clase de medidas, que ya huelen a represión. Hay actuaciones administrativas que pueden ser concertadas en mesas donde estén sentados administración y comercio organizado.

Por otro lado, el comercio también se vio afectado por el incumplimiento en la disminución del impuesto predial. El comercio clama por medidas alternas de refinanciación de las deudas en impuestos; y que desde la oficina de cobro coactivo no los acosen, como lo vienen realizando con gran cantidad de comerciantes, que luego de colocar bienes en garantía que respalden sus propias deudas, han sido embargados y secuestrados arbitrariamente varios negocios comerciales, llevándolos al cierre total de sus negocios o el desplazamiento a ciudades fuera de Itagüí.

La Oficina de Cobro Coactivo no debe ser el símbolo de persecución de los comerciantes asentados en nuestro territorio, Itagüí debe querer a nuestros empresarios con medidas que los beneficien y puedan salir adelante sus negocios.

Y la gota que rebasó el vaso a todas las empresas, incluidas las industrias, asentadas en nuestro territorio, es el nuevo certificado de bomberos que se está exigiendo para renovar el permiso de operación; lo que se convierte en una medida arbitraria de realizar cobros exagerados e injustificados que generan sobrecostos a los empresarios. No le basta a la alcaldía de Itagüí con el cobro de la sobretasa bomberil que se factura en el recibo de Industria y Comercio; ahora el cuerpo de bomberos está autorizado por la administración municipal para entregar recibos sin ningún formato de la alcaldía de Itagüí para sacar dicho certificado, recibos que no explican con claridad hacia donde van dichos recursos, y a la vez se están haciendo visitas calculando áreas sin respaldo técnico y un verdadero análisis de riesgos.

Señor alcalde, los comerciantes de Itagüí merecen ser escuchados y resueltas sus problemáticas, ellos no son capaz con más sobrecostos “legales”.

Publicidad