“¡Paremos Ya!”: Antioquia lanzó una campaña para proteger la fauna silvestre del departamento

Foto: Gobernación de Antioquia.
Foto: Gobernación de Antioquia.

Con la campaña ¡Paremos Ya!, apoyada por la Gobernación de Antioquia, la Alcaldía de Medellín, el Instituto Alexander von Humboldt, autoridades militares, academia, organizaciones sociales, Corantioquia y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá buscan generar conciencia sobre la importancia de las especies silvestres para los ecosistemas.

El tráfico de animales ha sido catalogado como uno de los delitos que generan más rentas ilegales en el mundo. Según informes de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en los últimos 15 años se han producido 164.000 episodios de incautaciones en 120 países, lo que equivale a un promedio de 30 por día.

En Colombia, los estudios indican que 234 especies de aves, 76 de mamíferos, 27 de reptiles y 9 de anfibios han sido afectadas por esta causa. Además, se estima que existen 1.200 especies amenazadas, pese a que el país ocupa el segundo lugar en riqueza de biodiversidad a nivel global.

Entre las especies más traficadas se encuentran: tortuga icotea, tortuga morrocoy, iguana, periquito bronceado, lora común, cotorra cheja, ardilla, tití gris, mico maicero y ranas venenosas. Otros animales, como los felinos, se ven amenazados por la pérdida de sus hábitats y la cacería.

Frente a la problemática, las autoridades ambientales trabajan de manera decidida en la protección de la fauna silvestre. Desde el año 2016 el Área Metropolitana del Valle de Aburrá ha recuperado a 22.242 individuos y Corantioquia a otros 4.190.

En trabajo interinstitucional entre el Área Metropolitana, Corantioquia, Cornare, Corpourabá y la Universidad CES se han liberado o reubicado 10.765 individuos; muchos otros permanecen en procesos de recuperación o hacen parte de colecciones vivas en distintos zoológicos del país.

Con la conformación de la Red de Defensores de la Fauna Silvestre “Fauna Libre” se espera que cada vez más personas se sumen al compromiso de proteger a estos animales, defiendan su permanencia en libertad en sus hábitats naturales y denuncien a quienes trafiquen con ellos.