'Perspectivas Políticas'

Para cuando la economía naranja, Presidente Duque

Por Fernando Orjuela

Recibir un país polarizado políticamente, con inconformidades sociales enormes, con gran recesión en varios sectores económicos, con mas de 8.000.000 de victimas del conflicto armado, con un proceso de paz muy mal estructurado que ha generado múltiples problemas y adicionalmente con una economía con un déficit fiscal cercano al 4%, con una deuda externa mayor al 40 % y con un gasto público desmedido de mas del 40% del PIB, realmente no es un reto fácil y la tarea del Presidente Iván Duque se puede tornar cada día mas compleja.

Priorizar lo fundamental debería ser en principio el paso a seguir del presidente, con la crisis tan profunda que dejo irresponsablemente el gobierno de Juan Manuel Santos. Sin embargo parece inevitable apagar incendios, pero en alguna medida dedicarse a subsanar tantos errores del pasado, no solo puede ser una tarea desgastante, sino que puede ir en contravía directa de su plan de gobierno y de la imagen del Presidente Iván Duque. De eso debe cuidarse muchísimo el nuevo mandatario. Solo para poner un ejemplo, de manera responsablemente el Presidente Duque, ha tratado de mitigar con presupuesto los problemas del sector de la educación y habrá que ver y analizar a futuro si el problema de la educación solo es del orden presupuestal o es de calidad.

La educación pública en Colombia se ha politizado grotescamente y solo parece responder a intereses ocultos de sindicatos y partidos que izquierda que mucho daño le han hecho a los estudiantes y a nuestra juventud. La pregunta entonces es, se arregla con presupuesto ese cáncer? yo diría que no, todo lo contrario, la metástasis se vislumbra.

Si la economía va bien y se empieza a ver una activación de los diferentes sectores, los otros problemas dan espera. Darle un nuevo respiro a nuestra economía es la gran prioridad, no hay otra. Inversión extranjera, generación de empleo y crecimiento económico, debe ser en principio lo que debería desvelar al nuevo presidente.

La gran formula de la campaña de Iván Duque para enquistar en nuestra economía y en nuestra idiosincrasia la ECONOMÍA NARANJA, logrando con esto dinamizar sectores altamente productivos como la tecnología, la cultura, las artes visuales y escénicas, el arte, los vídeo juegos, la música, la moda, el software, el cine, etc y en general los bienes y servicios a donde la propiedad intelectual genera grandes valores agregados, es fundamental ponerla a funcionar al 100% y ya. A eso le debe dar prioridad el Presidente Duque. Esa es la gran locomotora económica y si a esto le sumamos darle mas fuerza a sectores también innovadores como el turismo ecológico, el avistamiento de aves, entre otros muchos, donde somos potencia mundial por naturaleza, a corto plazo podríamos lograr grandes aportes al PIB.

Desconozco que entidad del gobierno va a impulsar los SACUDETE (Salud, Cultura, Deporte, tecnología y emprendimiento) para la juventud, pero debería ser una tarea prioritaria su lanzamiento, coadyuvar esa causa es tarea de todos. Nuestros jóvenes serian los mas beneficiados.

Fomentar e implementar el capital semilla como premio y política de estado, para los emprendedores, generado por los gremios económicos y con grandes incentivos tributarios, debe ser una labor prioritaria, necesaria y conjunta de una alianza Gobierno-Empresa-Universidad-Cámaras de Comercio, que se debe poner a funcionar rápidamente para dar frutos desde ya. Así se crearían muchísimos nuevos empleos y empresas productivas para las nuevas generaciones. Doy fe de que eso funciona en países como Alemania y los resultados y ejemplos están a la vista.

Vamos presidente Duque dedíquese a lo fundamental como diría Alvaro Gómez Hurtado, eso es lo prioritario.

Irrestricto apoyo a su gestión.

@PoliticaPuntual