'Al Punto'

Pacto por Colombia, pacto por la equidad

Por Margarita Restrepo

El congreso, luego de un intenso y en muchos momentos acalorado debate, cumplió con su deber de estudiar, discutir y aprobar el Plan de Desarrollo presentado por el presidente Iván Duque.

Esta norma, que ahora tendrá que ser sancionada por el presidente de la República, será la carta de navegación del gobierno a lo largo de estos años.

Las promesas hechas y los planes trazados por el presidente Duque podrán hacerse realidad gracias al plan de desarrollo que fue aprobado la semana pasada tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado de la República.

Gracias a este plan, cerca de tres millones y medio de compatriotas saldrán de la pobreza monetaria y otro millón y medio más, de la pobreza extrema.

Uno de los aspectos que más me atrajo del plan presentado por el presidente y que gracias a la buena voluntad manifestada por el Congreso de la República fue aprobado sin mayores dificultades es el que tiene que ver con la atención a la niñez y a los adolescentes. Son ellos el futuro del país y por eso registro con desbordada satisfacción la noticia de que se duplicará el número de niños que recibirán atención integral para la primera infancia, pasando de uno a dos millones.

Así mismo, al final del gobierno del presidente Duque en el año 2022, más de 600 mil jóvenes se graduarán con la figura de la doble titulación y cerca de 350 mil entrarán gratuitamente a la universidad pública.

Era necesario encontrar una solución estructural a la crisis de “Electricaribe”, empresa que presta servicios de energía eléctrica a todo el Caribe colombiano y que por cuenta de la mala administración ha perjudicado de manera grave a los ciudadanos que dependen de aquel servicio. En el plan de desarrollo se incluyó una sobretasa que pagarán los estratos 4, 5 y 6, sobretasa que sacará de una vez por todas a esa empresa del hoyo financiero en el que se encuentra.

Celebro profundamente que la oposición no haya logrado hundir unas iniciativas fundamentales en materia pensional que estaban en el plan de desarrollo y que fueron inteligentemente defendidas y sustentadas por la ministra de Trabajo, Alicia Arango. Las medidas en cuestión, tendrán como resultado que sectores de la población que hasta hoy no tienen una pensión por vejez, puedan acceder a ellas.

El del presidente Duque es un absoluto “Pacto por Colombia, pacto por la equidad”. Emociona confirmar que más del 47% de los recursos del plan aprobado se irán al financiamiento de programas sociales. Habrá dinero para la construcción de un millón de viviendas y el mejoramiento de 600 mil.

El anhelo del presidente es el de saldar la vieja deuda que tiene el Estado con la red de hospitales, entregando los recursos que se necesitan para poner la actualización de equipos, el mejoramiento de las plantas físicas y el aumento de camas. Así mismo, los profesionales de la salud se verán generosamente beneficiados con el amplio porcentaje de recursos públicos que serán destinados al sector salud de nuestro país.

Como congresista del partido de gobierno, celebro la aprobación del plan de desarrollo y aplaudo el compromiso, la dedicación y aplomo con que el gobierno expuso el proyecto, sustentó el mismo y concertó el grueso de las iniciativas con los parlamentarios que asumieron el debate con la seriedad que corresponde.



Opinión