Las Olimpiadas Paz con Legalidad en Urabá

Por: Iván de J. Guzmán López

En anteriores artículos, ante los excelentes resultados de nuestros deportistas en distintas disciplinas olímpicas y participaciones internacionales, hemos dicho (con plena convicción) que nuestros deportistas son los mejores embajadores que tiene Colombia.

El viernes 8 de octubre, este pensamiento (que es de millones de colombianos, creo yo) será puesto en evidencia por el doctor Juan Camilo Restrepo Gómez, Alto Comisionado para la Paz, cuando en el acto inaugural de las Olimpiadas Paz con Legalidad, en el querido municipio de Apartadó, eje del floreciente Urabá antioqueño, rendirá un merecido homenaje a la medallista olímpica Ubaldina Valoyes, nuestra pesista chocoana, ejemplo de disciplina y superación para esta, y para las nuevas generaciones de deportistas y de ciudadanos colombianos.

Justo reconocimiento el que hará en persona el Alto Comisionado para la Paz, si consideramos el recorrido deportivo de esta chocoana hermosa: en juegos Olímpicos, medalla de bronce en Londres 2012 (69 kilogramos), Juegos Panamericanos: oros en Santo Domingo 2003 (63 kg.), Río 2007 (75 kg.), Guadalajara 2001 (75 kg.) y Toronto 2015 (75 kg.). Juegos Suramericanos: oros en Buenos Aires 2006, en arranque, envión y total (75 kg.).

Su vida no fue fácil, y es por eso que es una campeona de la vida y de la Paz, una campeona que será homenajeada con justicia:

Ubaldina nació en Quibdó, el 6 de julio de 1982. “fue criada en Urabá, a la fuerza, pues en medio de la violencia, su madre soltera, cabeza de hogar, tuvo que salir del Chocó como pudo, con sus hijos huyendo de la violencia, un flagelo que la siguió durante muchos años, porque en el Urabá antioqueño también la sufrieron en carne propia, eso sí, su madre los protegió y como podía, los cuidó e impulsó para salir adelante”. “Mi mamá es una guerrera-dice-, yo creo que eso se lo aprendí a ella: criar a sus hijos sola, adaptarse a un lugar que no era el suyo y sacarnos adelante. Me le quito el sombrero a ella: es la heroína de todo esto, no yo”.

Lea también
Creo en una política de ideas y no de insultos

Su infancia fue extremadamente difícil y estuvo marcada por la violencia, de la cual tuvieron que huir en un principio y luego adaptarse a vivir con ella o, más bien, esconderse de ella: “Hubo un momento en el que a uno de mis hermanos casi lo matan, porque se lo querían llevar para la guerrilla. Mi mamá tuvo que salir a media noche corriendo con él, para mandarlo hacia el Chocó. Me tocaron momentos en los cuales llegaban a matar a la gente y uno se tenía que esconder. Mi mamá se montaba encima de sus hijos, para cubrirnos, así a nosotros no nos pasaba nada, pero ella arriesgaba su vida. Todo eso me ayudó a mí a ser mejor persona”.”.

En su convicción de que la Paz se hace en las regiones, plasmada ella en su eslogan “Del escritorio al Territorio”, es que el Alto Comisionado para la Paz, pensó estas Olimpiadas en una tierra que como ninguna ha sufrido tanto, históricamente, de la violencia, pero que hoy está convertida en cantera de industriales, de empresarios, de deportistas y de paz. La presencia de la institucionalidad en Urabá, tantas veces reclamada por nuestros compatriotas de la Colombia profunda, es muestra de amor por Colombia y por el compromiso que tiene con la Paz.

Lea también
El canal oficial en un gobierno de Petro

En estas justas atléticas (que serán muestra de cohesión social, hermandad de región y muestra de calidades deportivas del territorio urabaense), participarán 12 municipios de esta subregión de Antioquia, a saber: Dabeiba, Mutatá, Murindó, Vigía del Fuerte, Chigorodó, Carepa, Apartadó, Turbo, San Pedro de Urabá, Necoclí, San Juan de Urabá y Arboletes, la presea de oro, será la paz, tan ansiada, tan buscada y tan merecida en Urabá y en Colombia entera.

Recordemos que el doctor Juan Camilo Restrepo Gómez hizo una brillante gestión en la presidencia de Augura, quiere y conoce como la palma de su mano a la región de Urabá, a sus gentes, y sabe de su potencial. Hoy, del Escritorio al Territorio, visita esa tierra feraz para llevarles una apuesta en la que los urabaenses son potencia y espacio inmejorable para la paz: el deporte.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram