¡Ojo! La dieta inflamatoria duplica el riesgo de sufrir cáncer colorrectal

Se recomienda orientar los hábitos alimenticios hacia una dieta mediterránea, rica en frutas y verduras, frutos secos, cereales integrales y aceites saludables, como el aceite de oliva. EFE
Se recomienda orientar los hábitos alimenticios hacia una dieta mediterránea, rica en frutas y verduras, frutos secos, cereales integrales y aceites saludables, como el aceite de oliva. EFE

Las personas que siguen una dieta inflamatoria, caracterizada generalmente por el consumo de carbohidratos refinados, carne roja y procesada y grasas saturadas o trans, tienen casi el doble de riesgo de desarrollar cáncer colorrectal, según un estudio de investigadores catalanes y vascos.

Se trata de un trabajo de expertos del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell) y del Instituto Catalán de Oncología (ICO), junto con el Instituto de Investigación Sanitaria Biodonostia (IIS Biodonostia), que se ha publicado en la revista “Nutrients” y que correlaciona la dieta inflamatoria y la dieta antioxidante con el riesgo de padecer cáncer de mama y cáncer colorrectal, el cuarto más frecuente en el mundo.

El estudio ha mostrado una asociación entre el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal y el potencial inflamatorio de la dieta, mientras que no se apreció ningún “aumento significativo” del riesgo de cáncer de mama.

“Tener una dieta proinflamatoria y prooxidante es un factor de riesgo muy importante en el cáncer de colon. La parte positiva es que se trata de un factor modificable y que, por tanto, se puede cambiar”, ha explicado la doctora e investigadora del Idibell-ICO Mireia Obón-Santacana.

En este sentido, ha recomendado “orientar nuestros hábitos alimenticios hacia una dieta mediterránea, rica en frutas y verduras, frutos secos, cereales integrales y aceites saludables, como el aceite de oliva, y alejarnos de una alimentación más proinflamatoria”.

Ha sugerido asimismo “implementar estrategias de educación nutricional con la ayuda de profesionales de la nutrición y de la salud, de tal manera que la población pueda seguir las recomendaciones dietéticas y cambiar sus hábitos”.

El estudio está basado en datos de 12 provincias españolas y ha contado con la participación de 1852 pacientes de cáncer colorrectal y 1567 de cáncer de mama, junto con 3447 y 1487 casos control, respectivamente.

Los dos líderes de la investigación y la primera autora pertenecen al Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (Ciberesp) y parte del estudio se ha podido llevar a cabo con la financiación de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Barcelona, 15 jul (EFE)