in

Odian el proceso de paz, pero se roban sus recursos

Por: Juan Camilo Ortega

Juan Camilo Ortega 1200x720 1 1

Esta semana se ha desatado otra de las grandes tormentas por culpa del gobierno de Iván Duque, no se conforman en dejar el país con una crisis institucional en todos sus aspectos, sino que ahora se toman el proceso de paz como caja mayor para desfalcar a Colombia, la utopía de las víctimas para tener un futuro mejor es hecha trizas sin asomo de vergüenza; por eso la grandeza de unos acuerdos de paz logrados en 2016, son minados gracias al gobierno de Iván Duque, quien ha tratado de fragmentarlo gracias a decisiones políticas e influencias personales, que se alejan de la realidad de quienes vivieron la cruda violencia en nuestro país.

Al parecer, los medios de comunicación se han vuelto más eficientes que la misma contraloría y la fiscalía juntos, investigan a tal punto de detalle, que presentan resultados que ningún ente de control del actual gobierno es capaz de llegar, será por conveniencia que las “ías” del gobierno no lo hacen, o será que son tan ingenuas que no se dan cuenta que funcionarios y hasta congresistas desangran al país con total descaro para apropiarse con astucia, lo que por ley le corresponde al pueblo colombiano.

Lea también
¿Petro, de qué lado está?

Con un moderno mecanismo de corrupción creado entre funcionarios del DNP, la Contraloría y algunos Congresistas, se habrían apropiado de hasta $500.000 millones en coimas de las regalías que por ley están destinadas a la implementación del Acuerdo de Paz, que durante el gobierno de Iván Duque se adelantó el presupuesto de regalías de los próximos 10 años.

Según el Comisionado Emilio Archila, quien era el presidente del OCAD-PAZ, esta entidad entregó 4.4 billones en el 2021 para los municipios de Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), sin embargo, el criterio de asignación habría estado mediado, según testimonios de alcaldes, por coimas para algunos funcionarios que podían incidir en el proceso de viabilización, los testimonios obtenidos aseguran que para lograr la viabilización de un proyecto en el OCAD-Paz se debía llegar apadrinado por un Congresista para el visto bueno del sector, quienes también cobrarían entre el 5% y 12% del valor del proyecto.

Lea también
El Mejor Sexo de mi Vida

Así entonces, terminaron gastando todos los recursos del OCAD-PAZ en el 2021 y premiaron a los municipios del departamento del César mientras que los de Guainía y Putumayo por ejemplo recibieron muy pocos recursos, siendo éstos, poblaciones sumidas en el olvido estatal y la violencia rural típica de nuestro país. Estas investigaciones generan preocupación, pues el dinero que supuestamente se estaban apropiando estaba destinado a garantizar servicios básicos, educación y transporte en los municipios más pobres y más golpeados por el conflicto armado en Colombia.

No han salido totalmente de sus trincheras los funcionarios del Presidente Duque y ya se evidencia la nauseabunda corrupción. Estos actos son infames, miserables y mezquinos, e hicieron trizas la paz, niegan y critican el informe de la comisión, pero se roban vulgarmente lo que es para las Víctimas.

¡Se están robando el futuro de Colombia!

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias