'El Cirirí'

Octubre 27, Día de Cosecha

Por: Francisco Javier Saldarriaga

110 representantes a la Cámara decidieron el lunes de esta semana hacer caso omiso a las objeciones al esperpento de la JEP y originaron un desconcierto monumental entre la opinión pública; esta no alcanza a entender el motivo real de esta decisión que a todas luces, tiene de todo menos buenas intenciones con respecto al espíritu de convivencia resultante de un supuesto acuerdo de paz que dicen ellos están protegiendo.

Esas objeciones que hizo el Señor Presidente buscan sin lugar a dudas un blindaje serio, sin arandelas idiomáticas y evitando leguleyadas muy propias de nuestra idiosincrasia santanderista, una paz anhelada por todos que se aleja cada vez más, debido a unos acuerdos sesgados y orientados a favorecer a unos pocos cabecillas que, cansados de vivir en el monte decidieron engañar o mejor aprovechar que tenían un parcero en la presidencia, para conseguir una muy buena jubilación y disfrutarla sin aspavientos ni persecuciones por parte de las autoridades. Y no solo eso con licencia para seguir delinquiendo con total impunidad.

Proteger a las víctimas, asegurar la no repetición, encontrar la verdad y sancionar con severidad los delitos atroces es lo mínimo que se puede exigir de unos acuerdos que tiendan a encontrar la paz real y duradera como lo reza el engañoso mensaje del espurio y a ese objetivo están dirigidas las objeciones de la presidencia.

Ante la falta de estímulos monetarios (mermelada) y la poca participación ofrecida en el ejecutivo para saciar las ambiciones de esos dirigentes políticos, que se lucran de los aportes obligatorios de sus partidarios colocados en cargos del estado, decidieron hacer oposición cerrada independiente de que sus acciones sean de un gran perjuicio para la nación. Para ellos su tajada ahora es más importante que un desarrollo armónico y en paz de la república. Actúan como los angurriosos que ante una bandeja de comida se sirven sin tener en cuenta el número de comensales que se surtirán de ella. Acaparadores que llaman.

Ahora el 27 de octubre se realizan las elecciones de gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y ediles y este tipo de actitudes dañinas que han sacado a la luz con la negación de las objeciones, en una apresurada sesión que violentó el uso y la costumbre puesto que el llamado a revisarlas de acuerdo con la usanza, es el Senado y no la cámara demuestra que en verdad esos políticos nunca han estado con el pueblo y más bien se han aprovechado del mismo para satisfacer sus desmesuradas ambiciones de poder y dinero; es por eso que a movimientos partidos e independientes que hayan apoyado esa decisión tomada a las carreras y sin ningún reato, el pueblo los castigará negándoles el voto.

No faltarán algunos vendidos que los elijan pero quienes en verdad amamos a Colombia rechazaremos cualquier posibilidad de ensuciar nuestra mente y espíritu depositando un voto por este tipo de negociantes de la violencia. El cartel del narcoterrorismo permeó e invadió al legislativo.

Entonces en esa fecha se verán las consecuencias de este acto irresponsable, irreflexivo y originador de un estropicio descomunal que sucedió cuando los viudos de mermelada, decidieron buscar otra fuente en el narcoterrorismo para saciar sus adicciones crónicas, progresivas y al parecer incurables.

POSTRE: La minga es una falacia realizada por unos falsos aborígenes que llegaron del Asia antes que los españoles. No son originarios son invasores como fueron los antepasados y resultó ser además, una manera de originar desazón y daños a la economía y al desarrollo del país. Judicializar a sus propulsores es una acción que deben emprender las autoridades. Aquí el cumplimiento de la ley no debe ser opcional sino imperativo.



Opinión