Un nuevo camino, un Nuevo Liberalismo

Por: Óscar Urquijo

Durante años, Colombia ha estado en una polarización sin precedentes, donde sus ciudadanos se han visto obligados a votar por extremos políticos, sean de izquierda o de derecha, en las ya recurrentes segundas vueltas presidenciales.

Un inmenso porcentaje de votantes, cansados de las políticas tradicionales, han intentado encajar infructuosamente en partidos de centro, pero éstos, desafortunadamente, no ofrecen un modelo político consolidado, lo que, en ocasiones, los convierte en alternativas improvisadas de última hora para competir con el establecimiento, que como bien sabemos, lleva ya dos décadas atornillado al poder.

Es por esto que, gracias al esfuerzo de personas que creen firmemente en una política más justa y democrática para todos, hoy tenemos un nuevo camino, un Nuevo Liberalismo, amparado en los sueños de igualdad, libertad y responsabilidad planteados hace ya más de 40 años por Luis Carlos Galán y Rodrigo Lara.

Este sueño vuelve a ser una realidad mediante la ratificación de la personería jurídica del Nuevo Liberalismo, otorgada este 28 de octubre de 2021 por el Consejo Nacional Electoral, acatando así la orden de la Corte Constitucional, abriendo una nueva fuerza política que centra sus esperanzas en las elecciones presidenciales de 2022 y 2026, y la conformación de sus listas al Congreso, tanto para Senadores como para Representantes a la Cámara.

Lea también
El Acuerdo vive

La decisión fue aplaudida por los hijos de Luis Carlos Galán, Juan Manuel y Carlos Fernando, y por el hijo de Rodrigo Lara, quien lleva su mismo nombre. Éste último anunció que solicitará al Consejo Nacional del Nuevo Liberalismo su ingreso oficial al partido “con el firme propósito de tramitar en el Nuevo Liberalismo una candidatura presidencial de manera popular y democrática”. Por su parte Carlos Fernando expresó que “el Nuevo Liberalismo es la oportunidad de cambiar la manera de hacer política, de actuar con base en la evidencia, de construir consensos que busquen la igualdad de oportunidades, la libertad y la paz”.

Mientras que Juan Manuel, evocando a la memoria de su padre, expresó: “Debemos perseverar en nuestros ideales, que son los que mi papá construyó para toda una generación de colombianos y que ahora esperamos que puedan inspirar en las nuevas generaciones un despertar de la conciencia por garantizar que la política no se haga en función de intereses particulares, sino de defender el bien común”.

Por el momento, el Nuevo Liberalismo tiene la dura responsabilidad de definir en los próximos días la estrategia para las elecciones del próximo año, máxime cuando su figura más visible, Juan Manuel Galán, se encuentra registrado como precandidato presidencial por la llamada Coalición de la Esperanza junto a Sergio Fajardo, Jorge Enrique Robledo, Humberto de la Calle y Juan Fernando Cristo entre otros, quienes tienen una buena acogida entre algunos sectores ciudadanos.

Lea también
Cinco años del pacto Santos-Farc

Habrá que esperar a ver qué decisiones toma el Nuevo Liberalismo, si quedará en manos de Juan Manuel Galán, o si éste decide continuar con la Coalición de la Esperanza dejando el camino libre a Rodrigo Lara, en busca de una coalición entre los dos sectores, unificando así un centro que permita competir en igualdad de condiciones contra los partidos predominantes.

Sea la oportunidad de felicitar a esta nueva fuerza política, que estamos seguros, abrirá un nuevo panorama y una alternativa para aquellos que aún se encuentran indecisos, a aquellos que tradicionalmente no han tenido voz, a las minorías que no se sienten identificadas con un ideal político, y a todos aquellos colombianos cansados de la polarización, y que ven en el centro, una opción viable para todos en Colombia.

– #Escuchémonos –

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram