in

Noticias de allá y de acá

Ivan de J Guzman 1200x720 1

Alguna vez nos dijo el maestro y amigo Juan Gossaín, que la obligación del periodista es ser ético, y ello pasa, sencillamente, por informar lo que en la simple y llana realidad, ocurre. Ser fiel a lo que ocurre, informar con veracidad; informar lo que sucede, sin ocultar nada movidos por intereses personales o de terceros. Hoy quiero informar sobre dos magníficas noticias, que poco se conocen y que impactan positivamente a nuestra sociedad y a nuestro gremio de prensa.

La primera noticia está en desarrollo (como gusta decirse ahora). Sobre ella debo decir que este fin de semana, con sede en Cáceres, se está en pleno desarrollo de las Olimpiadas Paz con Legalidad con Enfoque de Género en la región del Bajo Cauca, justas deportivas en la cual participan más de 1.600 mujeres de los municipios de Caucasia, Nechí, El Bagre, Zaragoza, Tarazá y el anfitrión, Cáceres, que compiten, entre el primero y el 4 de diciembre, en deportes como fútbol, voleibol y baloncesto. La clausura de las Olimpiadas será el 5 de diciembre, con la Carrera Atlética Mujer Valiente 10K – Paz con Legalidad.

Debo señalar que esta actividad es una iniciativa de la Oficina del doctor Juan Camilo Restrepo Gómez, Alto Comisionado para la Paz, en articulación con la Corporación Arbitral, Social y Deportiva de Antioquia, Casda, y con participación de la Corporación Mujeres Valientes. Estas Olimpiadas se suman a la estrategia integral Zonas Futuro, que ofrece el Comisionado de Paz en ese territorio, en la aras de consolidar la Paz con Legalidad. Así mismo, para vincular a los jóvenes en actividades lejos de la ilegalidad y bajo el componente de género, que reafirma que la paz es incluyente. Y quiero enfatizar que estas acciones, que lidera el Comisionado Restrepo Gómez, resaltan el rol de las mujeres en los ámbitos deportivos, sociales y culturales del Bajo Cauca antioqueño. Mujeres con entereza, fuertes y disciplinadas, que sobresalen en contextos contrarios a la violencia, el reclutamiento forzado, el consumo de sustancias psicoactivas y las actividades ilícitas.

Lea también
Ataque de nervios

La otra noticia, la de acá, nos dice que la noche del miércoles, primero de diciembre de 2021, nos reunimos en asamblea (siempre bajo el cobijo generoso del amigo Manuel Molina, gerente de la cadena hotelera Dann Carlton), los socios del Club de la Prensa de Medellín. Y la reunión no podía ser más importante, porque en ella se eligió la nueva Junta directiva, para el período 2021– 2023, quedando conformada por los periodistas: Berenice García Duque, Felipe Aramburo Zapata, Jota Jairo Hoyos Ochoa, Gloria Gómez Ochoa, Roger Vélez Castaño, Carla Marcela Ramírez, Jorge Eliécer González Mejía, Octavio Gómez Quintero, Carlos Alberto Ospina Macías y este servidor, Iván de J. Guzmán López.

Lea también
¿Quiere pagar menos impuestos? Lea esto:

La misión de esta junta directiva no es otra que el fortalecimiento (tal y como lo soñó el colega Humberto López López) del compañerismo y la amistad entre colegas y el continuar con el proceso de cualificación de los periodistas y reporteros que hacen parte de nuestro Club, cosa que se viene haciendo ininterrumpidamente durante 18 años de existencia, desde el año 2003, cuando el Club cobró vida propia bajo el liderazgo del querido y recordado Humberto López López (q.e.p.d.).

La Asamblea no sólo sirvió para elegir una nueva junta; también para encontrarnos en medio de la pandemia, y saludarnos bajo el signo del colegaje y el compromiso profesional de informar con ética; también fue oportunidad para recibir del Hotel Dann Carlton Medellín, “la Casa de los Periodistas”, la tarjeta Dann Carlton, que nos hace beneficiarios de los múltiples beneficios de esa maravillosa cadena hotelera. Gracias, don Manuel, por su cariño y apoyo de tantos años a nuestro querido gremio, la prensa antioqueña.