in

No vender acciones de UNE, capricho uribista

Por: Juan Camilo Ortega

Juan Camilo Ortega 1200x720 1 1

Pese a la tregua que hizo el uribismo con el Alcalde de Medellín, a última hora los concejales del Centro Democrático torcieron su decisión porque creyeron que esta venta le daría alas al alcalde Quintero para pagar deudas de EPM.

La propuesta, encabezada por Daniel Quintero y algunos integrantes de su movimiento Independientes, pretendían reunir al menos 2.5 billones de pesos para la ciudad, y en su cuenta de twitter expresó el alcalde: “Nuevamente el Centro Democrático le hace conejo a la ciudad. Votarán No a la activación de cláusula que evitaba perder 3 billones en UNE. Dejamos que ellos redactaran el acuerdo, incluso, con la excéntrica condición de que la plata no podía ir a la ciudad. Medellín debe derrotarlos en las urnas”.

Los concejales uribistas aun teniendo claro lo que los expertos les han dicho sobre si no se ejerce la cláusula, EPM queda sin control, por esta razón y frente a estas circunstancias, era mejor vender, pero que no se gasten el dinero. Así lo dio a entender el expresidente Uribe, quien estuvo de acuerdo con la venta de las acciones.

Lea también  Cali necesita una política de altura

El expresidente Uribe se refiere a la cláusula de protección del patrimonio público acordada entre EPM y Millicom, para que la primera pueda vender sus acciones. Ya que esta cláusula se vence en agosto de 2024.

Aunque los concejales uribistas sabían que UNE es un activo en peligro, que hace mucho tiempo tiene problemas, son ellos los únicos que no aceptaron que ese dinero se invierta en pagar deuda de EPM e invertir en proyectos de ciudad. Lo que demuestra que las denuncias del alcalde Quintero son ciertas, pues lo único que buscan los uribistas es acabar con EPM y pensar en su futuro político de como regresar al poder para repartir las empresas públicas paisas entre sus amigos de siempre.

La mayoría de concejales, estaban de acuerdo en que la prioridad era la venta de UNE para el beneficio de la ciudad, al EPM –que es la joya de la corona de la Alcaldía– encontrarse en una situación de pérdida como accionista de la empresa de telecomunicaciones. Pero después de la votación negativa que se dio a raíz del voto de concejales del centro democrático, se puede traducir que la intención se quedó en el papel.

Lea también  Informe de Supersalud deja mal paradas a las EPS

Cabe recordar que días atrás, la junta directiva de EPM había anunciado que: “en caso de que el Concejo de Medellín autorizara la enajenación de las acciones de la EPM en UNE, estos recursos serían invertidos en un proyecto estratégico de energías renovables. Proyecto que estaría asociado a la conformación de una empresa o vehículo de inversión dedicada a la estructuración, desarrollo, construcción, operación y adquisición de proyectos de energías renovables: solares, eólicas e hidrógeno, así como el desarrollo de iniciativas de transformación energética”, confirmaron los integrantes de la junta directiva.

Ahora veremos una campaña sucia para defender esta decisión que atrasa la ciudad, se activaron las bodegas uribistas para crear pánico y venderse como salvadores, porque de destructores tienen todo, y de salvadores, solo tienen su bolsillo e intereses propios.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias