No falta

No falta la mosca en el vaso con leche. No falta la palabra mal utilizada y la censura mesurada. No falta la expresión mal empleada y la censura cuestionada. No falta el diccionario, si de escribir se trata. No falta el café y la tertulia mojando la palabra. No falta la espera a quién no llega. No falta la cama, buena almohada y sin sueño. No falta la cámara en el poste del parque y no graba a quienes roban. No falta el vecino que se inventa que están regalando un mercado.

No falta el periódico de ayer, que tiene la noticia para no olvidar. No falta la foto en la billetera. No falta la licuadora sin la tapa. No falta la olla arrocera que se dispara antes de tiempo. No falta la lavadora que no funciona en uno de los ciclos. No falta el perro que ladra y si muerde. No falta la ayuda en el momento que menos se espera. No falta la llamada de un amigo del tiempo del colegio. No falta los que se creen de bien. No falta el que invita y se hace el pendejo al momento de pagar la cuenta. No falta el que llega tarde a la misa.

Lea también
Teletrabajo en casa y remoto

No falta el aguardiente y el ron en la fiesta. No falta quien diga que no hay contagio. No falta quienes desconocen que en Colombia hay un conflicto de intereses regionales. No falta quién desconozca la importancia de la leche materna en los primeros años de vida de un recién nacido. No falta quienes se alejan de la iglesia católica, apostólica y que tiene a Francisco como el sumo pontífice. No falta el testigo de Jehová tocando la puerta un domingo a las 7 de la mañana. No falta la panadería vendiendo buñuelos cada día. No falta la confitería vendiendo licores y cigarrillos. No falta el permiso para una cantina y billar en una esquina.

No falta el taxista que adultera el taxímetro. No falta el alcalde que se inventa la escuela para pintar y construir techo nuevo. No falta el alcalde que se inventa la urgencia manifiesta. No falta el diputado sancionado, no quiere acatar el fallo. No falta el concejal que está en desacuerdo con el alcalde y aprueba los viáticos para viajar a la capital. No falta quienes están promoviendo revocatorias de alcaldes como si fuera una campaña electoral. No falta los que siguen escuchando la radio tradicional. No falta los que se asoman a los periódicos impresos. No falta quienes hablan sin argumentos basados en bibliografía. No falta el que presta el carro y se lo chocan. No falta…

Lea también
El lenguaje de la Paz

Siga leyendo

¡Atención! TODOS los colegios públicos y privados deben volver a clases presenciales

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram